Usted está aquí

Módulo 08 - Poblaciones jóvenes y procesos migratorios

Categoría: 
8va Edición del Diplomado en Infancias, Adolescencias y Juventudes

 

Estimadas y estimados estudiantes, les damos la bienvenida al Módulo 08 Poblaciones jóvenes y procesos migratorios
 
Impartido por las profesoras: Dra.C Consuelo Martín Fernández y MsC.Jany Barcenas Alfonso

Los objetivos del Módulo son:

• Precisar aspectos teóricos generales sobre procesos migratorios. Algunos conceptos básicos.

• Ubicar en cifras la migración internacional actual. Algunos mitos y realidades del tema.

• Contextualizar el caso de Cuba en la región, cifras actuales, tendencias. Algunos estudios.

• Debatir y propiciar reflexiones en torno a procesos migratorios y juventud. Percepciones desde un enfoque psicosocial integrador.

 

VIDEO CLASE Módulo 08

 

 

BIBLIOGRAFÍA (Vía grupo WhatsApp)

Preguntas orientadoras para el foro virtual y evaluación del módulo:
 
 A partir de las lecturas realizadas, conteste:

1.  ¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.

2. ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?

   
El plazo para subir sus intervenciones es hasta el 19 de ABRIL de 2021

Éxitos!!!

Milán Ochoa Chang (G3)
dijo:

1. Teniendo como premisa que la combinación de factores y componentes a nivel macro, micro social e individual que intervienen en el proceso migratorio, la migración es un fenómeno que se produce en permanente interrelación entre lo personal y lo social. Esta ha sido vista como un estilo de vida objetivado en los migrantes y sus familiares, un fenómeno que responde a la necesidad del hombre de desplazarse de un lugar a otro en busca de mejores condiciones de vida. Aunque como tendencia general suele interpretarse como resultado de una decisión individual, la toma de decisión de migrar es también en no pocos casos un proceso familiar-social, más que el fruto de una decisión unipersonal.
Dentro de las razones que impulsan la emigración en el contexto actual de los jóvenes cubanos creo que se observa un importante condicionante a la reunificación familiar, muchos hogares se han visto afectados por el desmembramiento de familias donde la separación de los padres, por implicaciones migratorias, impulsa la necesidad de los demás miembros a rehacer su convivencia, preferentemente en otros países, donde, aparentemente, existen mejores condiciones de vida.
Otras de las casusas que impulsan este fenómeno en poblaciones juveniles es el deseo de realización profesional en escenarios mejor remunerados. Sin embargo, como tendencia general, las dificultades económicas, basadas en la no satisfacción de las expectativas de desarrollo de los jóvenes, inclinan la balanza hacia la emigración definitiva, esta regularidad se ha visto reforzada y estimulada por la influencia creciente de las redes sociales y el internet, fenómeno que se ha incrementado al acompañarse de campañas políticas y mediáticas de los detractores de la revolución cubana.
Por su parte, ante la situación inesperada de la Covid-19 los emigrantes temporales o permanentes, inclusive, hasta los viajeros que permanecían en otros países, expresan la sorpresa inicial de una situación desconocida, desconcertante y preocupante. Luego sobrevino la preocupación por la familia en Cuba, en el mundo, por la familia, por estar en un país extranjero, porque se viera afectado el trabajo; también la preocupación por la salud personal se vio agravada por la inseguridad que genera la situación de la pandemia estando fuera del país, Incertidumbre, miedo y ansiedad son vivenciadas negativamente y muchos jóvenes han identificado que es producto de la combinación de aislamiento físico y sobresaturación de información. Una repercusión importante lo ha constituido la pérdida de vínculo laboral, sobre todo, en lugares donde no existe un apoyo estatal o una política de empleo para casos de desastres naturales.
2. Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), 11.176 personas decidieron repatriarse en 2017, por debajo de los 14.000 que lo hicieron en 2016, récord desde que en 2013 el gobierno cubano Castro implementara una nueva reforma migratoria en el país.
Con la reforma migratoria los cubanos residentes en el exterior pueden solicitar su retorno y residencia permanente en la isla, excepto los ciudadanos que hayan estado involucrados en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado y los que salieron ilegalmente del país a través de la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo.
La mayoría de los cubanos que decide repatriarse tiene como objetivo aprovechar las nuevas oportunidades que se han abierto en la isla desde que el gobierno cubano comenzó a admitir a mayor escala la presencia de la propiedad privada.
En general, los cubanos que regresan enfocan sus negocios en obtener ganancias del mercado inmobiliario y del turismo.
El retorno, definitivo o temporal, es una práctica a la que pueden acogerse un número creciente de jóvenes migrantes, pero no de gran magnitud, con predominio de la temporalidad y posteriores salidas, en no pocos casos. Esto enfatiza la tendencia a la circularidad del proceso migratorio y se corresponde con la letra y el espíritu del Decreto Ley No. 302. La mayoría de los retornos continuarán siendo coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria –algunos incluso establecen negocios-, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional.
Es importante destacar que aún existen insatisfacciones con las políticas o procesos migratorios, se requiere continuar el proceso de flexibilización de las regulaciones migratorias y de la política hacia la migración, a tono con la actualización del modelo económico y social del país, las características y proyecciones del fenómeno migratorio de Cuba, sus diferenciaciones, las exigencias dictadas por la nueva Constitución de la República y las tendencias actuales de las legislaciones y políticas migratorias internacionales. Aún se presentan urgencias en el ámbito del derecho, que abarcan espacios de la economía, la familia, grupos sociales y profesionales específicos, el tema de la ley de ciudadanía, la participación política e, incluso, regulaciones migratorias tales como el tiempo de duración del pasaporte y la exigencia de su renovación cada dos años; así como la revisión y actualización de las políticas para el retorno, la reinserción de quienes regresan en las diferentes esferas de la sociedad cubana, o el concepto de residencia en el país. Los desafíos del tema migratorio para Cuba indican, a la vez, la oportunidad de diseñar y aplicar una política que lo aborde integralmente desde la economía, el derecho, la cultura, la demografía, la política, las relaciones sociales; con perspectiva territorial y local, que hagan del fenómeno migratorio un elemento funcional al proyecto de país que se construye.

Marcia Hernández Delgado. G3
dijo:

1. La migración como proceso implica el movimiento de población que responde a un complejo escenario de diversidad de condiciones económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas y culturales. Estas influyen en la estructuración de los procesos macro, micro y meso sociales. En la actualidad, considero que las causas de las emigraciones de las juventudes en Cuba, surgen como ejercicio del derecho a la vida. En este sentido, las redes sociales y el acceso al Internet juegan su importante rol de apertura pues exhiben todas las posibilidades de consumo cultural, esparcimiento y recreación, superación profesional, condiciones de vida y tenencia de bienes y servicios dados por las riquezas de posibilidades que pueden existir en el contexto mundial. Al hacer alusión al derecho a la vida, refiero que la emigración en los jóvenes cubanos se da como un proceso que otorga la posibilidad de elegir las experiencias que desean incorporarle a su vida. Otra de las causas que prepondera con notable significancia es la unión familiar pues como parte de la cultura cubana, se encuentra los deseos de cercanía familiar, de disfrutar de espacios en familia, y contar con la familia como un elemento de soporte y apoyo para el desarrollo. El impacto que la COVID-19 ha provocado en la sociedad es innegable, aunque la migración no se ha detenido, considero que la emigración se ha centrado más en estancias corta en el extranjero por trabajo y mejoras económicas, o por visita familiar, pero bajo la condicionante del retorno y el aumento de la estancia en Cuba.
2. La migración de retorno en Cuba se manifiesta desde varias aristas, considero que la principal motivación por regresar es el reencuentro con la familia, otros casos son movilizados por la realización profesional, una vez concluidos estudios o contratos de trabajo los anima regresar al país para ejercer la profesión desde una condición económica favorecedora; incluso algunos pueden aspirar a invertir el capital ganado en el exterior mediante la modalidad de TCP, situación que ha tomado auge en los últimos años por las nuevas posibilidades de empleo que se desarrollan en nuestra isla. Sin embrago, por la propia diversidad sociopsicológica que caracteriza a las juventudes, encontramos también la perspectiva de quienes no desean retornar al país. Esta situación de no retorno puede estar influenciada por varios condicionantes, desde la adherencia a la nueva condición de vida en el exterior hasta el rechazo por determinadas condiciones vividas en Cuba antes de emigrar o en alguna visita luego de vivir cierto tiempo en el exterior. La COVID-19, influye también en los procesos de retorno, la seguridad social y de salud que caracteriza la vida en nuestro territorio puede convertirse en motivo de regresar ante la inestabilidad por la pandemia que se vivencia en varios países. El retorno temporal puede caracterizar los procesos de migración de profesionales, en un escenario internacional pos COVID-19. La pandemia nos ha dejado un escenario de aprendizajes y oportunidades para la construcción colectiva con mayor bienestar e inclusión social, por ello la importancia de otorgarle atención especial al vínculo de la nación con los jóvenes profesionales cubanos migrantes y sus familias, dentro y fuera del país.

Zaily Leticia Velázquez Martínez(G1)
dijo:

¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.
En mi opinión, considero que las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba son: las carencias económicas, la reunificación familiar, la movilidad estudiantil (becas) y la búsqueda de nuevas oportunidades laborales. En todas estas motivaciones pienso que inciden además las necesidades de conocer y explorar el mundo que han estado limitadas hace más de 60 años para todos los cubanos. La juventud, como grupo etario, se caracteriza por las necesidades de recreación, esparcimiento, ansias de aventuras, de libertad; son esas carencias con las que los jóvenes cubanos se identifican y provocan su decisión de emigrar a toda costa. La actual pandemia y el aislamiento que ha traído consigo, son aspectos que han incentivado la sensación de frustración, de encierro, de sueños y proyectos detenidos; ha provocado además una reestructuración de la concepción del mundo y el sentido de la vida en el que las experiencias cercanas a la muerte y la desesperanza han removido los intereses, motivaciones y necesidades de las juventudes.
¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
La migración de retorno la entiendo como aquella decisión de retornar al país de origen ya sea definitiva o temporalmente. Considero que la migración de retorno a Cuba es una tarea pendiente, es una oportunidad que puede aprovechar el estado para influir en el desarrollo económico del país. Son muchos los lazos afectivos que se quedan atrás de la persona que emigra y que en la mayoría de los casos no se renuncia a ellos. Ante esta situación, los emigrados deciden retornar en su minoría de forma definitiva y en su mayoría asiduamente. Las personas emigradas que logran adquirir un capital económico en el exterior, deciden desarrollarlo en Cuba como una manera de estar cerca de su país, de su familia, de sus raíces, de lo conocido. Creo que en Cuba se están abriendo nuevas oportunidades de inversión que le posibilitan a los emigrados invertir y aportar desde otros contextos a la economía de su familia cubana y de su país. El desarrollo económico es necesario e imprescindible, si aportamos por inversiones en la isla, evitamos el escape de capital y mejoramos la calidad de vida de todos los cubanos; se presentan nuevas ofertas a la demanda que no se satisface hace décadas y se provoca un mayor bienestar en la sociedad. Por otro lado, aparece el emigrado que decide vacacionar en la isla y de igual manera gasta su dinero en las ofertas de turismo, constituyéndose en otra importante forma de ingresos de divisas al país.

Mabel Gómez Padrón G3
dijo:

1-Unas de las principales causas por las cuáles jóvenes cubanos emigran a otros países son necesidades económicas, percibiendo la salida a otras naciones como vía para satisfacerlas. Otra característica que mediatiza en el proceso de emigración de la juventud cubana, es que casi la mitad de ell@s posee algún familiar cercano en otras naciones, lo cual hace más fácil su salida del país, existiendo no solo motivaciones económicas, sino también deseos de reunificación familiar. También en la bibliografía consultada se describe la emigración internacional en jóvenes cubanos como alternativa para la superación profesional y laboral.
Cabe puntualizar que en muchas ocasiones este proceso responde a una decisión no solamente individual, sino a una decisión familiar (dado la mayoría de las veces como ya se explicó por motivos económicos). Entonces cabe preguntarse: por qué si es una necesidad de la familia, son precisamente los jóvenes el eje del potencial migratorio cubano y no personas de otras edades. La respuesta a esto se relaciona con las características propias de esta etapa del desarrollo: La juventud es precisamente el período en que se consolidan procesos identitarios y proyectos de vida; además, entre las características que lo distinguen están la intrepidez, el ímpetu, el espíritu emprendedor, la menor resistencia al cambio en comparación con las personas de edades más avanzadas. Estas particularidades, hacen a los jóvenes más proclives a emprender nuevos caminos en busca de satisfacer determinadas necesidades individuales, en pos de la realización de sus proyectos de vida, o de la satisfacción de necesidades y expectativas colectivas del grupo familiar.
Con respecto a la COVID-19, esta enfermedad ha traído consigo cambios en las relaciones políticas, económicas y sociales, lo cual afecta a diversos procesos, entre ellos la emigración. Uno de los principales efectos de la pandemia es la reducción de empleos y el consecuentemente aumento de despidos laborales. Entre los grupos poblaciones más afectados se encuentran los emigrantes; esto les genera fuertes consecuencias económicas y también psicológicas: ansiedad, depresión, incertidumbre entre otros; no solo en aquellos que pierden su empleo, sino también en quienes lo conservan, por el temor a perderlo en algún momento.
La incertidumbre y el miedo también aumentan por encontrarse en un contexto social diferente al de origen, con un sistema de salud diferente. Además, en muchas ocasiones se encuentran solos, lejos de la familia, lo cual les puede generar un sentimiento de soledad.
Durante la pandemia, el flujo migratorio se ha visto afectado por el cierre de muchas fronteras, por el aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras. Sin embargo, también se incrementa la necesidad de salir del país como vía para satisfacer las necesidades económicas, las cuales se han hecho más intensas a partir de la propagación de la enfermedad.
2-La migración de retorno consiste en el regreso al país de origen, ya sea temporal o definitivamente. En nuestro país, este proceso muchas veces tiene como razón fundamental la recuperación de la ciudadanía o proceso de repatriación para a partir del mismo, aprovechar los derechos de todo ciudadano cubano, así como las oportunidades que ha brindado el gobierno con la admisión de propiedad privada y el trabajo por cuenta propia. Es frecuente el establecimiento de negocios bajo esta modalidad, los cuales desarrollan a partir de una migración circular.
En relación con estas oportunidades, los cubanos emigrados que logran adquirir un capital económico en otros países, en ocasiones deciden desarrollarlo en Cuba para estar cerca de su familia y del contexto social que conocen. Esto constituye un aporte económico, no solo para la persona y su familia, sino también para el país.
Además, algunos que retornan temporalmente lo hacen para vacacionar, lo cual también es una importante fuente de ingresos económicos para el país a través del sector del turismo.

Ana Flavia Bennett Escalona G-1
dijo:

1- Las principales causas de la emigración de jóvenes cubanos están relacionadas con factores económicos: la posibilidad de tener independencia económica, de poder adquirir bienes materiales que le propicien mayor confort a su vida; con motivaciones académicas y profesionales, con la posibilidad de obtener trabajos acorde a su profesión que sean mejor remunerados y con la necesidad de especialización y superación de alto nivel, a pesar de que las universidades cubanas ofrecen también amplias oportunidades al respecto. También se relacionan con motivos de reunificación familiar. Los estudios consultaos han demostrado la multicausalidad de los procesos migratorios, de manera que un joven migrante puede presentar varios motivos que lo lleven a esta toma de decisión; en mi opinión, los diversos motivos para la emigración están transversalizados en su mayoría por el factor económico, la idea de mayor poder adquisitivo que se traduciría en mejores condiciones de vida. Además, los motivos económicos también se relacionan en muchos casos con las posibilidades de ofrecerle mayor solvencia económica a su familia residente en Cuba a través del envío de remesas. La pandemia ha tenido un impacto importante en los procesos migratorios, debido al cierre temporal de fronteras en gran parte de los países del mundo y sus aperturas relacionadas con las condiciones internas de los países que hace que no siempre coincidan la apertura de fronteras de un país con la del otro. Esto ha llevado a que determinado número de personas migrantes se hayan encontrado varados en los países de destino al verse limitado su regreso a su país de origen. Además la covid 19 ha tenido un efecto importante en la economía de todos los países del mundo. En particular los sectores de los servicios han sido fuertemente afectados, así como aquellas personas que realizan trabajos informales, ello ha provocado que los niveles de desempleo aumenten y que por lo tanto las ofertas de contrata en los países de destino se vean temporalmente afectadas. Cubanos que se encontraban laborando en el sector de los servicios en los países a los que emigraron vieron afectada su fuente de ingresos. Además, aquellos cubanos que migraron de forma temporal y que mantienen a la mayoría de su familia en Cuba, pueden ver afectado de manera significativa su bienestar emocional, producto del aislamiento y de que sus principales fuentes de apoyo y contención emocional se encuentren lejos de ellos.

2- Entre los emigrados cubanos, determinado número de estos tiene intenciones de retorno. Los casos que he conocido, han decidido migrar temporalmente por cuestiones económicas y de mejores oportunidades laborales que en última instancia también tienen su base en el mayor poder adquisitivo que les provee. En algunos casos su objetivo ha sido adquirir suficientes recursos económicos para regresar al país en mejores condiciones económicas, adquirir bienes en territorio nacional que mejoren su calidad de vida; en otras ocasiones tienen el objetivo de volver al país de origen en edad avanzada y vivir una vejez holgada, lo cual tendría beneficios de forma individual (reencuentro con familiares y amigos de la juventud, así como los beneficios del sistema de salud gratuito que ofrece nuestro país). Conozco otros casos de migraciones temporales debido a mejores oportunidades de superación, que son profesionales movidos por conocer otras culturas y latitudes, por sus intereses de superación en relevantes universidades, y que pueden mantener o no la decisión de volver a su país de origen para desempeñarse en su rama del conocimiento y convertirse en profesionales de alto nivel, líderes en su rama del conocimiento una vez regrese al territorio nacional. Para vincular a las personas que retornan al país en el desarrollo del país, pudiera ser relevante ofrecer oportunidades de inversión y creación de negocios que aporten a la dinamización de la economía del país. Proponerle posibilidades de empleo a quienes retornen a Cuba, luego de estancias en otros territorios, puede ser útil las nuevas visiones, formas de hacer, habilidades o perspectivas que no hayan sido valoradas con anterioridad por miembros de las instituciones.

Haydee Caballero G3
dijo:

Respuestas # 1
Las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba: la situación económica basadas en la no satisfacción de las expectativas de desarrollo de los jóvenes, inclinan la balanza hacia la emigración definitiva, la reunificación familiar en busca de mejores condiciones de vida, el deseo de un trabajo en escenarios mejor remunerados, condiciones de vida y tenencia de bienes y servicios dados por las riquezas de posibilidades que pueden existir en el contexto mundial, las necesidades de conocer y explorar el mundo que han estado limitadas hace más de 60 años para todos los cubanos. Ante la situación imprevista de la Covid-19 los emigrantes temporales o permanentes, inclusive, hasta los viajeros que permanecían en otros países, se encuentran ante una situación desconocida, desconcertante y preocupante. La incertidumbre y el miedo también aumentan por encontrarse en un contexto social diferente al de origen, con un sistema de salud diferente. Además, en muchas ocasiones se encuentran solos, lejos de la familia, lo cual les puede generar un sentimiento de soledad.

Respuestas # 2
La migración de retorno a Cuba se implementó con la reforma migratoria los cubanos residentes en el exterior pueden solicitar su retorno y residencia permanente en la isla, excepto los ciudadanos que hayan estado involucrados en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado y los que salieron ilegalmente del país a través de la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo. Los cubanos que decide regresare tiene como objetivo aprovechar las nuevas oportunidades que se han abierto en la isla desde que el gobierno cubano comenzó a admitir a mayor escala la presencia de la propiedad privada. Los desafíos del tema migratorio para Cuba indican, a la vez, la oportunidad de diseñar y aplicar una política que lo aborde integralmente desde la economía, el derecho, la cultura, la demografía, la política, las relaciones sociales; con perspectiva territorial y local, que hagan del fenómeno migratorio un elemento funcional al proyecto de país que se construye. Entre las principales motivaciones para el regreso es la reunificación con la familia, el de invertir en negocios en Cuba por las condiciones que ofrece, y esto constituye un aporte económico, no solo para la persona y su familia, sino también para el país. También lo que retornan temporalmente lo hacen para vacacionar, lo cual también es una importante fuente de ingresos económicos para el país a través del sector del turismo.

Arlen Fernández (G2)
dijo:

1. La migración constituye un movimiento de población más allá de las fronteras territoriales, definidas dentro (migración interna) y fuera de un país (externa). Es un fenómeno complejo, multicausal y con grandes consecuencias psicosociales que se ha venido produciendo en Cuba desde hace años, con un mayor auge posterior al triunfo de la Revolución. La juventud destaca entre las poblaciones que mayor cifra de emigrantes posee, lo cual está dado por diversas condicionantes como económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas y culturales. En el 2020 se evidenció un incremento de la migración con respecto a los años anteriores que incluía a menores, estudiantes internacionales y trabajadores, con una tendencia a aumentar con los años este flujo migratorio. Las principales causas que influyen en este proceso son búsqueda de mejorar la situación económica que poseen (es una de las causas más comunes), la reunificación familiar pues un gran número de jóvenes cubanos poseen familiares en el exterior fundamentalmente en Estados Unidos y España, incertidumbre, superación profesional o estudiantil, y posibilidad de viajar y conocer otras culturas de diferentes países del mundo. Esta última es muy común en los jóvenes a los cuales les resulta atrayente visitar otros países y conocer lugares y estilos de vidas desconocidos por ellos, esto implica entonces una migración temporal donde los sujetos retornan a su país de origen. Por su parte, la migración permanente en los jóvenes está más relacionada con la reunificación familiar. El aumento del deseo de realización profesional es cada vez mayor en el potencial migratorio, la cual se efectúa generalmente de forma temporal, muchos jóvenes se encuentran en el exterior realizando Maestrías, becas o por contrato de trabajo en un tiempo determinado (ya sea meses o durante algunos años). En este período de pandemia muchos jóvenes que se encontraban en otras regiones de forma temporal efectuando tareas se vieron afectados en cuanto al retorno al país debido al cierre de aeropuertos, además se ha visto limitada la reunificación familiar en la gran mayoría de los hogares cubanos.
2. La migración de retorno en Cuba es concebida por la gran mayoría de jóvenes a través de valoraciones con connotación emocional positiva expresando aceptación por la misma, por ejemplo, algunos que se encontraban en el exterior por cuestiones de trabajo o superación ven el retorno a su país como una posibilidad de disfrutar el fruto de su esfuerzo durante el período de migración, muestran amor por Cuba, y alegría por todo lo que pudieron conocer. Destaca además otro grupo que perciben el retorno como visita a sus familiares o de vacaciones y no para vivir de forma permanente, el retorno se observa aquí como una posibilidad de mantener los lazos con su país y su cultura de origen. Este fenómeno implica consecuencias para el desarrollo de Cuba, las personas en edad laboral activa son el grupo poblacional donde mayor cifra de retorno se registran lo cual constituye un reto en cuanto a la reinserción laboral de estos. El porciento de adultos mayores que regresan a la Isla es bajo sin embargo influye en el incremento de envejecimiento poblacional (fenómeno que afecta en gran medida al país). En cuanto a género se caracteriza por una mayor tendencia de retorno en los hombres, lo cual es un reto a la fecundidad al regresar más hombres que mujeres.

Yusleydi Lopez. G 1
dijo:

Yusleydi López. G 1.
1-La migración tiene varios mitos asociados sin embargo las investigaciones realizadas demuestran que Cuba no se ubica entre los países que más aportan migrantes en las cifras de los flujos migratorios internacionales. Tampoco ocupa los primeros lugares entre los países de América Latina y del Caribe aunque comparte tendencias similares en la región, sus diferencias están determinadas por factores históricos, económicos, culturales, psicosociales y geopolíticos, entre otros. Los migrantes cubanos responden cada vez más a patrones migratorios similares al contexto migratorio regional y global.
La emigración como fenómeno social aparece en la historia de Cuba a fines del siglo XIX. A partir del triunfo de la Revolución aumenta el flujo migratorio a EEUU, cambian las fuentes sociales tradicionales y se politiza el proceso migratorio externo. Los estimados señalan que, en el primer trimestre del 2020, habían cerca de 2.2 millones de cubanos en el exterior y de ellos, 600 000 son descendientes, principalmente asentados en EEUU, en el sur de La Florida mientras más de 447 000 cubanos están temporalmente en el exterior. Dentro de los principales países receptores de migrantes cubanos se encuentran: EEUU, España, Italia, Canadá, México, Venezuela, Alemania, República Dominicana, Uruguay, Ecuador, Brasil, Argentina, Costa Rica y Perú.
En el escenario migratorio cubano, se articulan migraciones internas, intrarregionales e internacionales con una presencia creciente de mujeres, jóvenes y profesionales en los flujos migratorios, condicionada por las políticas de atracción de profesionales en varios países, pero también por factores internos.
Como fenómeno social responde a la necesidad individual de desplazarse en busca de mejores condiciones de vida pero aunque, como tendencia general suele interpretarse como resultado de una decisión individual, la toma de decisión de migrar es también un proceso familiar y social.
La migración es un fenómeno multicausal dentro de las que podemos señalar: necesidades económicas, las necesidades afectivas y de reunificación familiar, realización profesional asociado a la superación, a la búsqueda de nuevas oportunidades laborales y empleos mejor remunerados.
En estas motivaciones inciden además las características sociopsicológicas de la juventud aparejado a las necesidades de explorar el mundo que habían estado restringidas años atrás para todos los cubanos. En este sentido, las redes sociales juegan un importante rol pues hacen ostensible todas las posibilidades de consumo cultural, esparcimiento, recreación, superación profesional, condiciones de vida y tenencia de bienes y servicios dados por las riquezas de posibilidades que pueden existir en el contexto mundial.
La situación imprevista generada por la Covid-19 también ha repercutido en los emigrantes, temporales o permanentes, inclusive, hasta los viajeros que se encontraban fuera del país. Primero aparece la sorpresa inicial asociada a una situación inédita y alarmante en la cual la persona no sabe cómo reaccionar y donde muchos cubanos quedaron varados en otros países. También emerge inquietud la por la familia en Cuba y de los que están en la isla por no saber lo que estaba sucediendo con los que se encontraban en el exterior varados queriendo regresar.
La preocupación por la familia, por el trabajo, por la salud personal; la impresión de frustración, de encierro, de sueños y proyectos detenidos, la inseguridad, incertidumbre, miedo y ansiedad son vivenciadas negativamente por jóvenes provocando una reestructuración de su concepción del mundo y el sentido de la vida en el que las experiencias cercanas a la muerte y la desesperanza han removido los intereses, motivaciones y necesidades de las juventudes.
La COVID-19 también ha traído consigo cambios en las relaciones políticas, económicas y sociales, lo cual afecta a diversos procesos, entre ellos la migración. El cierre temporal de muchas fronteras en gran parte de los países del mundo, la reducción de vuelos, aperturas relacionadas con las condiciones internas de los países que hace que no siempre coincidan la apertura de fronteras de un país con la del otro, el aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras.
Otro de los efectos de la pandemia es la reducción de empleos y el consecuente aumento de despidos laborales, con una importante repercusión en la economía de todos los países afectando a los cubanos que se encontraban laborando, en los países a los que emigraron, afectando su fuente de ingresos. Además, aquellos que migraron de forma temporal y que mantienen a su familia en Cuba, pueden ver afectado de su bienestar emocional, producto no solo del aislamiento sino por la preocupación por los familiares además de que sus principales redes de apoyo se encuentren lejos de ellos.
2- En el 2013 el gobierno cubano implementa una nueva reforma migratoria en el país en virtud de la cual los cubanos residentes en el exterior pueden solicitar su retorno y residencia permanente en la isla, excepto los ciudadanos que hayan estado involucrados en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado y los que salieron ilegalmente del país a través de la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo.
En Cuba la mayoría de los retornos continúan siendo coyunturales, temporales, una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía o proceso de repatriación y a partir del mismo, aprovechar los derechos de todo ciudadano a acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en el país, en conformidad con la nueva legislación migratoria y la admisión a mayor escala la presencia de la propiedad privada y el trabajo por cuenta propia. En general, los cubanos que regresan enfocan sus negocios en obtener ganancias del mercado inmobiliario y del turismo y protagonizan una migración circular (como necesidad personal, profesional y para la economía familiar), a tono con la realidad internacional.
En relación con estas oportunidades, los cubanos emigrados que logran adquirir un capital económico en otros países muchas veces deciden desarrollarlo en Cuba para estar cerca de su familia y del contexto social que conocen. Esto constituye un aporte económico, no solo para la persona y su familia, sino también para el país. Otros retornan temporalmente para vacacionar constituyendo también una fuente de ingresos económicos para el país a través del sector del turismo.
Considero que la principal motivación por regresar es el reencuentro con la familia aunque también pueden estar movilizados por la realización profesional y en otras ocasiones vivir una vejez desahogada, lo cual tendría beneficios de forma individual pues no solo está el reencuentro con familiares y amigos de la juventud sino que aparecen los beneficios brindados por el sistema de salud del país.
No obstante subsisten insatisfacciones asociadas a las políticas o procesos migratorios por lo que se requiere continuar el proceso de flexibilización de las regulaciones migratorias y de la política hacia la migración tales como el tiempo y costo del pasaporte, la exigencia de su renovación cada dos años; la reinserción de quienes regresan en las diferentes esferas de la sociedad cubana incluyendo el ámbito laboral.
Los desafíos del tema migratorio para Cuba son muchos e indican la oportunidad de diseñar y aplicar una política que lo aborde integralmente desde la economía, el derecho, la cultura, la sociología, la política entre otras aristas del tema en cuestión siempre contextualizándolo y viéndolo como un elemento más dentro del proyecto social cubano.

Sahilí Cristiá Lara (G2) scristialara@gmail.com
dijo:

R1. Aun cuando en Cuba existen diversas juventudes creo que al hablar de las causas de la emigración -a modo general- estas pueden agruparse en las siguientes: a) (Superación) estudios (becas) maestría/doctorado/posdoctorado que propician una superación individual y un mejor posicionamiento en el mercado laboral internacional. En este caso, una vez culminados los estudios -por lo general- si regresan a Cuba comienzan a realizar viajes cada determinado tiempo al exterior o deciden asentarse definitivamente en otros países. b) (Mejora económica) trabajo temporal, circular e indocumentado. Se les presentan oportunidades de empleo en el exterior facilitadas por familiares o amigos asentados fuera de Cuba y salen por determinados periodos en calidad de turista para ejercer labores que devengan equis cantidad de ingresos y de ahí retornan al país. En estas situaciones, valdría particularizar en estudios que den cuenta de la frecuencia de salidas, y los motivos que se declaran en los registros de las oficinas migratorias cubanas. No obstante, es preciso puntualizar que existe un porcentaje de jóvenes que al salir por motivos laborales, lo declaran ante las respectivas embajadas, dado que reciben de la empresa contratista la documentación requerida. c) (Reunificación familiar) migración familiar. Se caracteriza por la búsqueda de la reunificación familiar. Téngase en cuenta que la migración desencadena rupturas de dinámicas familiares que pasado un tiempo es que se restablecen, una vez que todo miembro familiar -más cercano- que queda en Cuba llega a convivir de forma permanente con quienes emprendieron en primera instancia el proceso de migrar.
Ahora bien, la pandemia ha tenido un impacto negativo en los procesos migratorios. Lo anterior se avala por la ruptura de sueños de superación profesional de los jóvenes cubanos que aun cuando tenían la documentación lista para ir a estudiar a otros países, sus proyectos de vida y superación han sido detenidos en el tiempo. En lo que respecta a la migración por cuestiones laborales, podría decirse que muchos de los jóvenes han quedado varados en otros países o han perdido contratos de trabajo por el cierre de aeropuertos y por ende la no salida en tiempo a la fecha en la cual debía haber ingresado al país desde el cual de emitió el contrato laboral; puntualizar en este punto, que una parte de los jóvenes cubanos se dedican a la compra de recursos en el exterior que al ingresarlos a Cuba comienzan a efectuar un proceso de ventas que les permite obtener cierto porcentaje de ganancias, recuperar el dinero invertido en el boleto de vuelo y poder retornar cada cierto tiempo al país en el cual compra esos productos (generalmente estas compras responden al sector privado (TPC)). Referente a la reunificación familiar, muchos procesos han sido detenidos e incluso existen insatisfacciones pues no todas las instituciones una vez que reinicien sus servicios contemplarán este periodo dentro de la validez que tiene al momento de retomar los trámites ante las oficinas pertinentes; esto a modo personal desencadena en situaciones que van en detrimento del bienestar psicosocial de las personas, y la interrupción de sus proyectos de vida. Es por ello que la migración no es un proceso aislado a las circunstancias sociales, políticas, económicas, y sanitarias, tal cual ha demostrado la COVID-19, así como otros elementos que inciden en la multicausalidad de la variable migración.

R2. La migración de retorno en Cuba es un proceso que debe seguir fortaleciéndose. La Agenda 2030 (CEPAL, 2018), al plantear los objetivos de un desarrollo sostenible, marca pautas a tomar en consideración en función de las causas y consecuencias, económicas, políticas y sociales en general, que se derivan de los flujos migratorios internacionales, tal es el caso de la meta 10.7."Facilitar la migración y la movilidad ordenada, segura, regular y responsable de las personas, entre otras cosas mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas". Si bien todos son cubanos, por qué no continuar mejorando los procesos políticos e institucionales de quienes deciden retornar al país, de ahí que se deba comprender y potenciar las prácticas cotidianas relacionadas con las migraciones circulares, especialmente, cuando involucran estrategias económicas familiares, proyectos de vida de jóvenes profesionales e intereses de movilidad. La relación migración-desarrollo es y debe continuar siendo un punto permanente en la agenda de Estado. Se precisa indagar acerca de quiénes son los que migran, año de salida de Cuba, lugar de origen y de salida del país, grupos de edades, así como lugares de asentamientos en el exterior. Creo, además, que hacer uso de las historias de vida como herramienta metodológica pudiese estar brindando elementos particulares de este fenómeno. Asimismo, debe contemplarse que la mayoría de estos retornos son de personas que pretender activar sus derechos como ciudadanos cubanos y acogerse a las oportunidades de conservación de derechos de propiedad, entre otros aspectos. Es la migración de retorno, un tema a profundizar en estudios posteriores, retos a su alrededor hay varios, el comportamiento y expresión de este proceso en el grupo de jóvenes, es uno de ellos.

Sandra Almodóvar Núñez (G2)
dijo:

1. El proceso de migración es un movimiento de población más allá de las fronteras territoriales, definidas dentro y fuera de un país. Es un proceso complejo y multicausal, que responde a una diversidad de condiciones económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas, culturales, etc.
Estos procesos migratorios están fundamentalmente ubicados en una migración forzosa, laboral y familiar. Desde el punto de vista de la migración laboral, se puede presentar de manera temporal, permanente o circular; documentada o indocumentada y calificada o no calificada. El caso de la migración familiar se muestra como un complemento de ambas ya que implica la reunificación en el nuevo país de origen como en los países de asilamiento.
El caso específico de la migración cubana, los investigadores de estos temas manifiestan que la emigración cubana ha tenido un carácter multicausal, determinado por factores económicos, políticos y la reunificación familiar, como una de las causas fundamentales que han provocado la salida de personas en los tiempos actuales, aunque no se debe perder de vista que estos factores se han diversificado y complejizado. Sin embargo, Cuba no se ubica entre los países que más aporta migrantes en las cifras de los flujos migratorios internacionales, así como tampoco ocupa los primeros lugares entre los países de América Latina y del Caribe, por la cantidad migrantes, ni por el porciento de población, aunque comparte tendencias similares en la región. Esta realidad está condicionada por factores de diversa índole, históricos, geopolíticos, culturales, psicosociales, etc.
Es una realidad hoy que los migrantes cubanos responden cada vez más a patrones migratorios similares al contexto migratorio regional y global, en la medida en que Cuba se ha abierto al mundo, así como el proceso de informatización que está conectando de manera virtual a Cuba de manera cada vez más global. Se evidencia así la presencia cada vez más elevada de mujeres, jóvenes y profesionales en los flujos migratorios, condicionada por las políticas de atracción de profesionales en varios países, pero también por factores internos.
Queda claro el carácter multifactorial de las causas migratorias, que van desde las económicas, las expectativas de mejorar el estilo y las condiciones de vida, los procesos de reunificación familiar, el rol de las redes familiares y sociales, así como lo relacionado con la vida laboral, visualizado como ventajas, además de los beneficios socioeconómicos que buscan.
Un proyecto investigativo que se desarrolló con familias de Plaza de la Revolución, acerca de estos procesos en los jóvenes, arrojó entre sus resultados que la decisión de emigrar está condicionando en su mayoría por motivos de tipo económico, y en menor medida por reunificación familiar.
Sin embargo, aun en estos últimos no se niega la consideración de factores económicos en el análisis costo-beneficio que han realizado esas familias para optar por la emigración –en el cual se ponderan varios factores, ya que rara vez la decisión de migrar obedece a una única causa. Ese comportamiento es reflejo también de las tendencias actuales que caracterizan las migraciones internacionales de cubanos en general.
Es así que, en todos los casos de las familias entrevistadas, se manifiestan las aspiraciones de elevar su bienestar económico obteniendo mayores ingresos que les posibiliten tener vivienda propia, auto, entre otras comodidades que les permitirían una mejor calidad de vida. A este resultado pudiera unirse el hecho de que, la aspiración de elevar el nivel de vida en muchas ocasiones no solo es exclusiva de la persona que emigra, muchas veces los familiares que quedan en el país poseen las mismas expectativas, que son adjudicadas y asumidas, por el emigrado.
Las entrevistas realizadas a algunos emigrados manifiestan que han salido del país buscando no solo una mejoría económica, sino mejores oportunidades de estudio, lo cual pone en evidencia que los motivos de la emigración no responden únicamente a motivos económicos, sino que pueden relacionarse con otras aspiraciones, como las profesionales o de índole laboral. Algunas carreras universitarias tienen perfiles laborales de poca aplicabilidad en el país y constituye que sus estudiantes, una vez graduados, busquen oportunidades de continuidad de estudio y laborales en países que ofrecen becas para hacer Maestrías y Doctorados; siendo la emigración la vía que le permite cumplir determinadas metas relacionadas con su crecimiento educacional y profesional.
Otra investigación realizada devela resultados similares en relación a las causas migratorias. A partir de una asociación libre realizada a los sujetos, vinculada con esta temática, las asociaciones están relacionadas con la familia y la economía. Se visualiza como una fuente de satisfacción y una vía de solución a problemas económicos (refiriéndola como una mejora y una necesidad). En menor medida, existieron sujetos que realizaros la asociación de la palabra con la política, lo cual es un reflejo de la politización que existe del propio proceso migratorio.
En sentido general, estas investigaciones aluden y reflejan como las principales causas de la emigración, precisamente la situación económica desfavorable y con la reunificación familiar.
Es innegable que la COVID 19 ha volcado de manera notable la dinámica de vida de manera global, lo cual ha implicado también un efecto al proceso migratorio per se. Los estudios realizados en familias atravesadas por la migración, evidencian preocupación por la poca percepción de riesgo ante la COVID-19 de familiares fuera de Cuba, que no pueden dejar de trabajar por su situación económica desfavorable. Estos procesos generan miedos, angustia y ansiedad por la incertidumbre y el temor al contagio de estos familiares.
También se evidencian frustraciones por tener que posponer los viajes de visita al exterior y de regreso a Cuba. Nuevas decisiones de retornar al país, cuando se pueda, por confianza en sistema de salud cubano y sentimientos de desesperanza asociada a cubanos varados fuera de la Isla. Por otro lado, se recogió información relacionada con incertidumbres ante los planes de reunificación familiar y la tristeza que esto genera; la presencia de expectativas de movimiento migratorio insatisfechas, así como emergencia de la necesidad sentida de la comunicación familiar cara a cara.
Se hace evidente en algunos casos la compulsión por buscar información en fuentes oficiales y redes sociales sobre estos procesos, estar online todo el tiempo y en contacto con los familiares, lo que puede desencadenar conflictos por estar en contacto a toda hora y no respetar sus tiempos.
2. Debe ser tenido en cuenta que, a partir del intento de restablecimiento de las relaciones entre Cuba y EE.UU, promovidas por la política del presidente Barack Obama, se tomaron un grupo de medidas como la apertura de embajadas y la firma de un acuerdo migratorio entre ambos países, que ponía fin a la política de “pies secos/pies mojados”, a partir de la cual los cubanos que lograsen atravesar el Estrecho de la Florida y pisar suelo estadounidense, eran automáticamente aceptados; además del Programa Médico Cubano que incitaba al personal médico cubano que se encontraba de misión en el exterior a desertar de la misión. Estas medidas, acompañadas de la estabilidad económica que había logrado Cuba, y la reforma migratoria cubana del Decreto Ley 302 de 2013, que eliminó los obstáculos burocráticos referentes a los viajes, han incitado a muchos cubanos ubicados en el exterior a regresar definitivamente a su país natal, así como se han reducido de modo considerable las salidas definitivas.
Se ha hecho visible entonces el interés, cada vez más frecuente, de los cubanos residentes en el exterior, para residir nuevamente en Cuba, de manera definitiva o temporal. Estas reformas migratorias han permitido que los cubanos en el exterior puedan solicitar su retorno y residencia permanente al país, con excepción de las personas que hayan estado involucradas en acciones hostiles contra los principios políticos, económicos y sociales del Estado, los que hayan salido del país de manera ilegal a través de la Base Naval de Guantánamo y la presencia de algunas regulaciones establecidas por ejemplo, para las personas que abandonan el país encontrándose en el cumplimiento de una misión internacionalista.
Otro elemento que en el período más cercano ha constituido un incentivo es que, como parte de las modificaciones que se realizaron a la Constitución, se hace válida la ciudadanía efectiva, que permite a las personas con residencia de otro país, solicitar la residencia cubana y obtener todos los derechos que le da esta condición.
Esta nueva medida, acompañada de las posibilidades que hoy brinda el creciente sector no estatal, considero uno de los mayores incentivos para las personas que han decidido repatriarse y buscan invertir su dinero en un negocio que le genere ingresos. La posibilidad de acogerse a la ciudadanía cubana le otorga a esa persona derechos de propiedad, por lo que se ha hecho frecuente la compra de casas por personas repatriadas que, sin vivir de manera definitiva en el país, invierten y la arrendan.
Hay otro grupo de personas que asocian su retorno al país a motivos familiares, en algunos casos asociados a la obtención de algunas ventajas de carácter social (puede ser seguridad o de salud) o personas que salieron del país con algún proyecto y que el mismo ha fracasado, por lo cual han tenido que regresar. En otros casos, también he conocido de personas que no han logrado adaptarse a las nuevas circunstancias del país al cual emigraron.
Hay también algunas personas que, a pesar de vivir en otro país, buscan la repatriación, como una forma de asegurar un futuro en Cuba, he escuchado a personas con una filosofía de vida en donde emigran para buscar una mejoría económica, pero dejan aseguradas propiedades en el país, porque refieren que su vejez la viven en Cuba.

Osmara Dorta Martinez. G-2
dijo:

1- En su opinión cuales son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.

En mi opinión, algunas de las causas actuales de la emigración en las juventudes en Cuba son, situación económica desfavorable, reunificación familiar, para realizarse personalmente, así como, el conocimiento de otras culturas y la realización profesional estimulan las visitas y la emigración temporal.
El impacto de la COVID–19 ha generado una nueva e inédita situación internacional de crisis sanitaria, económica, social y política que impacta a los movimientos migratorios internacionales y ratifica a la migración como un problema multidimensional, común para sociedades receptoras, emisoras y de tránsito
A los elementos de la política y evolución interna de la sociedad cubana, afectada por la crisis económica mundial provocada por la COVID-19 y sus impactos sobre todos los flujos de turismo internacional, de vital importancia para la economía del país, se unen factores claves de la relación antagónica y la sostenida agresividad de los Estados Unidos contra Cuba. En los meses transcurridos en el 2020 se agravan las tensiones a partir del endurecimiento del bloqueo, en un intento por ahogar aún más la economía, la sociedad y provocar el descontento en la población cubana, la misma que es seriamente afectada por tales medidas. Aunque aun así, teniendo en cuenta los impactos de la COVID-19 en los flujos migratorios, continuará la presencia de significativas cifras de cubanos de tránsito por Costa Rica, Panamá, Perú, México, Canadá, España y otros destinos en Europa, Asia e incluso África.

2- ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan?¿Que características creen que tiene?¿Como pudieran vincularse al desarrollo del país?

La mayoría de los retornos continuarán siendo coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria, algunos incluso establecen negocios con el capital adquirido en otros países, como una forma de encontrarse más cerca de su familia, raíces, su país y sus tradiciones, lo cual pudiera estar vinculado al desarrollo del país si apostamos por la inversión tanto interna (cubanos que no han emigrado), como la externa que traen estos emigrados, que a su vez protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional. Existe una minoría que decide regresar de forma permanente.
La población que retorna representa un potencial de difícil estimación, que debe ser estudiado; también deben evaluarse sus múltiples implicaciones económicas, demográficas y sociales en general, para Cuba y sus territorios. Se debe tener en cuenta que los lazos afectivos que quedan detrás de las personas que emigran. Seguirán persistiendo, la tendencia creciente a la adopción de otras ciudadanías, ya sea para viajar a otros países o establecerse en los mismos, planteando el problema de la “doble ciudadanía”, un asunto presente en gran parte del mundo, que resulta un reto para las legislaciones de muchos países, incluyendo la cubana, lo cual abre un espacio de necesaria actuación a partir de la aplicación de la nueva Constitución de la República.

Marlene Colombé G 3
dijo:

1.  La migración como proceso es un fenómeno multicausal donde intervienen factores económicos, políticos, sociales, jurídicos, familiares, psicológicos y culturales. En la actualidad, considero que las causas de las emigraciones de las juventudes en Cuba también son diversas donde juegan un papel importante las redes sociales y el acceso al Internet ya que muestran todas las posibilidades de consumo cultural, esparcimiento y recreación, superación profesional, condiciones de vida y tenencia de bienes y servicios dados por las posibilidades existen en el contexto mundial. La emigración en los jóvenes cubanos se da como un proceso que ofrece la posibilidad de elegir las experiencias que desean incorporarle a su vida. Otra de las causas que actúan en este proceso es la unión familiar por lo que existen no solo motivaciones económicas, sino también deseos de reunificación familiar. Además, se describe la emigración internacional en jóvenes cubanos como alternativa para la superación profesional y laboral.
El impacto que la COVID-19 ha provocado en la sociedad es innegable. Durante la pandemia, el flujo migratorio se ha visto afectado por el cierre de muchas fronteras, por el aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras. Sin embargo, también se incrementa la necesidad de salir del país como vía para satisfacer las necesidades económicas, las cuales se han hecho más intensas a partir de la propagación de la enfermedad.
2-La migración de retorno no es más que el regreso al país de origen, ya sea temporal o definitivamente. Considero que en nuestro país, este proceso se debe a la necesidad de recuperación de la ciudadanía para aprovechar los derechos de todo ciudadano cubano relacionadas con las oportunidades que ha brindado el gobierno con la admisión de propiedad privada y el trabajo por cuenta propia donde
los cubanos emigrados que logran adquirir un capital económico en otros países, en ocasiones deciden desarrollarlo en Cuba para estar cerca de su familia y del contexto social que conocen lo cual constituye un aporte económico, no solo para la persona y su familia, sino también para el país.
Además, algunos que retornan temporalmente lo hacen para vacacionar, lo cual también es una importante fuente de ingresos económicos para el país a través del sector del turismo.

Lisbet Suárez. G-1
dijo:

1. Considero que la emigración, como todo fenómeno que repercute en la sociedad, no puede verse desligado de los procesos económicos, políticos y sociales que a lo interno de la misma acontecen, pues resulta una consecuencia del impacto de todos ellos en la subjetividad individual, mucho más si se trata de las juventudes.

Es esta una etapa en que comienza a tener mucho significado la elaboración de un sentido de la vida, vinculado fundamentalmente a la adquisición de una profesión, solidez económica, y la construcción de la propia familia, pero esto último tiene como base la economía que el joven visualiza que tiene o puede llegar a alcanzar como fruto de su actividad laboral.

Atendiendo a estas características, no sorprende encontrar en la cotidianidad de nuestra sociedad, jóvenes alegando el deseo de emigrar de forma permanente o temporal, como medio para lograr satisfacer necesidades de tipo económico (para sí mismos y sus familiares), que incluyen el vestir bien, tener un carro, una casa, poder disfrutar de unas vacaciones en lugares atractivos y con buen confort; así como aquellos que ven en la salida del país, la oportunidad para realizarse profesionalmente y que esta realización sea compatible con los ingresos percibidos.

Para la inmensa mayoría, desde mi percepción personal, el sistema político per ce, no es motivo intrínseco para la toma de esta decisión, incluso son capaces de valorar todo lo bueno que en materia social tiene para ofrecer a nuestra población. Sin embargo, las apreciaciones negativas sobre el mismo vienen asociadas a la imposibilidad, (desde sus referentes) de dar satisfacción a alguna de las necesidades anteriores.

Otros de los argumentos que más son esgrimidos tienen que ver con viajar para conocer otras realidades y culturas, reunificación familiar y el cumplimiento de cánones de felicidad estereotipados y trasmitidos que vinculan la tenencia de determinadas “cosas” como la máxima aspiración a lograr.

Con respecto a la pandemia de la Covid-19, su aparición ha marcado un antes y un después en las familias cubanas. Han tenido que lidiar no sólo con todas las emociones que acompañan el desmembramiento de la misma ante una emigración, sino también con la ansiedad y la incertidumbre sobre la posibilidad de volver a reunirse en un futuro incierto, y el miedo por la salud de su ser querido, en muchas ocasiones lejos en países con un contexto mucho más agresivo por la presencia del virus del Sars-Cov 2.

Desde la visión del emigrante, creo que esta situación ha acrecentado los miedos normales que acompañan al que se siente forastero, (garantías de empleo y relacionadas con su situación legal) y profundizado los vínculos con su país natal desde la añoranza que han tenido que aprender a manejar con más fuerza en los tiempos en que “volver a estar en familia” no constituye una posibilidad a corto plazo.

2. Yo considero que la migración de retorno es un derecho de la persona, toda vez que al irse no hizo más que ejercer ese mismo derecho de poder elegir dónde y cómo desea vivir. Por supuesto, tendría sus excepciones en aquellas personas en las que el acto de migrar haya estado sujeto a acciones en contra de nuestro país y su gente. Siento que es un proceso complejo, no para el país o la sociedad en sí, sino más bien para la persona que regresa. Esto tiene sus matices según la edad en que suceda y el tiempo que se haya permanecido como un emigrante, pero creo que como factor común va a existir sensación de fracaso, inseguridad con la decisión tomada (¿y si resulta igual que cuando decidí marchar por primera vez?) y necesidades insatisfechas asociadas a la decisión de emigrar hacia otro país, salvo en algunas excepciones.
Como sociedad y como país, pudiera pensarse en este retorno como un refuerzo a la identidad nacional, al sentimiento de pertenencia, pese a que no haya sido quizás el motivo real del regreso. Es la oportunidad para trasmitir a otras generaciones la posibilidad que tenemos de luchar por adquirir aquello a lo que aspiramos sin que esto implique el abandono de tus raíces, de tu esencia, lo cual al final tiene un costo en términos de bienestar subjetivo que en muchas ocasiones supera los beneficios asociados al acto de migrar. Son personas con una visión y una experiencia diferente acerca de cómo transcurren otros proceso sociales distintos a los nuestros, y su voz puede aportar ideas, generar transformaciones desde lo social que ayuden al país a desarrollarse sin perder los principios básicos que sustentan su política.

Isis Marlen Rodriguez Reyes (G2)
dijo:

1. Las estadísticas mundiales de los últimos años reflejan amplias oleadas migratorias, donde las personas se desplazan a un ritmo nunca antes visto. El carácter masivo de las migraciones a nivel internacional aumenta debido a la búsqueda de una vida mejor, a las disparidades de ingreso entre distintas regiones y dentro de una misma región, a las políticas laborales y migratorias de los países de origen y de destino y a los conflictos políticos. Asimismo, influyen los motivos religiosos, las consecuencias que provocan los conflictos armados y los desastres naturales, etc.
Las condiciones geográficas y naturales de Cuba influyeron durante muchos años en que la Isla fuese receptora de emigrantes. Pese a ello, en estos momentos la mayor parte de los procesos migratorios se realizan al exterior. Un antes y un después en estas cuestiones tuvo lugar con la reforma migratoria que incluye el conjunto de regulaciones anunciadas en octubre 2012 y puestas en vigor a partir del 14 de enero de 2013.
Hoy día, el fenómeno migratorio en nuestro país refleja una coincidencia creciente con las principales tendencias migratorias regionales y globales que están posesionándose en la actualidad, caracterizadas por la constante aparición de nuevos destinos hacia los que se dirigen los cubanos –a la vez que se ratifican los históricos–, los desplazamientos temporales y circulares, el rol de las redes –sobre todo las familiares– y el transnacionalismo; así como la creciente presencia de jóvenes, mujeres y profesionales en los flujos principales; entre las más notables.
La intrepidez, el ímpetu, el espíritu emprendedor, la menor resistencia al cambio en comparación con las personas de edades más avanzadas, entre otras características de la etapa de la juventud, vuelven a este sector poblacional más propenso a emprender nuevos caminos en busca de la satisfacción de determinadas necesidades individuales, en pos de la realización de sus proyectos de vida, o de la complacencia de expectativas colectivas del grupo familiar y por tanto, lo convierten en el principal protagonista del hecho migratorio.
La migración juvenil se encuentra matizada por las mismas circunstancias que siempre han promovido la emigración, es decir, la búsqueda de mejores circunstancias económicas que permitan elevar los niveles de vida de los que emigran y sus familiares. No obstante, su móvil no es solo económico. Los más lozanos de casa pueden decidir emigrar a partir de aspiraciones de índole laboral, debido al deseo a superarse o de alcanzar determinadas metas relacionadas con su crecimiento educacional y profesional. De igual modo, la reunificación familiar constituye uno de los elementos fundamentales, que históricamente, han propiciado ese éxodo y que se mantiene en la actualidad.
Los factores impulsores de la emigración mencionados anteriormente son solo algunos de los más comunes en este sector poblacional. El creciente número de jóvenes que ha salido del país es reflejo de la diversidad de aspiraciones que conducen a tomar tan importante decisión. La pandemia de la COVID-19 ha paralizado dichas motivaciones, al afectar el flujo intenso de salidas del país debido al necesario cierre de las fronteras aéreas y marítimas para contribuir al control de la enfermedad. No son pocos los individuos que han visto interrumpidos sus trámites de emigración, no obstante, la prioridad hoy día es la salud y hacia el mantenimiento de esta deben girarse todos los esfuerzos.
2. La migración de retorno no es un fenómeno aislado, sino que forma parte integral de la migración internacional. Diversos países que se han caracterizado por la emigración de sus ciudadanos hacia disímiles destinos en busca de empleos y mejores oportunidades, se enfrentan hoy a un nuevo desafío: un creciente número de migrantes que han decido retornar.
Cuba, no es ajena a esta realidad, pues a pesar de las vicisitudes cotidianas comunes en un país que busca el camino al desarrollo, la mayoría de los cubanos emigrados mantienen su apego a la tierra que los vio nacer y esos sentimientos de arraigo, junto a la apertura de nuevas oportunidades en materia económica en Cuba (como la liberación de la gestión por cuenta propia), la seguridad social que caracteriza la Isla, la diminución de obstáculos burocráticos relativos a los viajes y los trances que a veces enfrentan los cubanos para conseguir feliz residencia en el extranjero, han contribuido a reducir de manera considerable las partidas definitivas, y a incitar a que buen número de cubanos radicados en pueblos y ciudades foráneos decida la variante del retorno para rehacer vida en su tierra natal.
En tal sentido, datos sociodemográficos de la Dirección de Identificación, Inmigración
y Extranjería (DIIE) muestran que mayormente los que regresan son hombres y se encuentran entre los 17 y 59 años de edad (edades laboralmente activas), contrario a la creencia en el pensamiento cotidiano de que el mayor por ciento de los que vuelven tiene 60 años o más. Pese a que la cifra de los adultos mayores retornados no es están alta como muchos imaginan, la misma también incide en el envejecimiento poblacional que sufre el país. Igualmente, el regreso de más hombres que mujeres, trae consigo problemáticas relacionadas a la fecundidad.
La migración de retorno a Cuba, a pesar de acarrear un reto para el país en cuanto a la reinserción laboral de estas personas, favorece el desarrollo económico y social de la Isla, al disminuir el impacto negativo provocado por la pérdida de población en plena capacidad productiva. Igualmente, algunos reasentados viran con solvencia económica e invierten en negocios en el país que contribuyen a aliviar dificultades existentes como las relacionadas con la trasportación. Por tales razones, la migración de retorno debe considerarse como una oportunidad que debe ser vinculada al desarrollo del país.

Claudia Columbié Ferro G-3
dijo:

1. Los jóvenes a través de la historia han sido protagonistas de las generaciones más revolucionarias y cambiantes. En nuestros días, responden a una identidad sociocultural cada vez más homogeneizada y globalizada, y son atraídos por la necesidad de implementación de estrategias o proyectos de vida que se vislumbran como solución a sus problemas o frustraciones. Es precisamente la etapa en que se consolidan procesos identitarios y proyectos de vida. Determinadas características que distinguen a este grupo etario, como la intrepidez, el ímpetu, el espíritu emprendedor, la menor resistencia al cambio en comparación con las personas de edades más avanzadas ―entre otras muchas―, unido a un contexto social y familiar que lo condiciona, hacen a los jóvenes más proclives a emprender nuevos caminos en busca de satisfacer determinadas necesidades individuales, en pos de la realización de sus proyectos de vida, o de la satisfacción de necesidades y expectativas colectivas del grupo familiar.
Considero que las causas de las emigraciones y en los jóvenes cubanos se da como un proceso que ofrece la posibilidad de elegir las experiencias que desean incorporarle a su vida. Otra de las causas que actúan en este proceso es la unión familiar por lo que existen no solo motivaciones económicas, sino también deseos de reunificación familiar. Además, se describe la emigración internacional en jóvenes cubanos como alternativa para la superación profesional y laboral. Durante la pandemia, el flujo migratorio se ha visto afectado por el cierre de muchas fronteras, por el aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras. Sin embargo, también se incrementa la necesidad de salir del país como vía para satisfacer las necesidades económicas, las cuales se han hecho más intensas a partir de la propagación de la enfermedad.

2. La migración de retorno es el regreso al país de origen, ya sea temporal o definitivamente. En nuestro país, este proceso se debe a la necesidad de recuperación de la ciudadanía para aprovechar los derechos de todo ciudadano cubano relacionadas con oportunidades que ha brindado el gobierno con la admisión de propiedad privada y el trabajo por cuenta propia donde los cubanos emigrados que logran adquirir un capital económico en otros países, en ocasiones deciden desarrollarlo en Cuba para estar cerca de su familia y del contexto social que conocen lo cual constituye un aporte económico, no solo para la persona y su familia, sino también para el país.
Ademas algunos que retornan temporalmente lo hacen para vacacionar, siendo una importante fuente de ingresos económicos para el país a través del sector del turismo.

Leonel Daimel García Aguilar
dijo:

Grupo 1
El tema de la migración en Cuba resulta siempre en extremo lleno de polémicas y matices que, para bien, en los últimos años se ha comenzado a interpretar de una manera más natural y pudiese decirse que menos discriminatoria. Por mucho tiempo arrastramos prejuicios y temores que dañaron y aun dañan las relaciones del país con sus emigrados. Por eso resulta fundamental comenzar por dejar clara la naturalidad de los procesos migratorios; lo hacen incluso otros seres vivos, en busca de mejores condiciones de vida, lo hacen los seres humanos que se mudan de comunidad, municipio, provincia y hacia otros países. Es un fenómeno que sucede en el resto de los países del mundo, no es exclusivo de Cuba.
Como resulta compresible, debido a las consecuencias y riesgos que conlleva emigrar, quienes asumen esta decisión en su mayoría son jóvenes.
En el caso de Cuba y su población juvenil considero, desde mi experiencia y analizando el contexto en el que vivo, tienen como principal motivo para la migración la búsqueda de mejoras económicas y de desarrollo profesional. Por lo que podemos señalar que las causas de la emigración son el contexto económico cubano actual que resulta en extremo complejo con las limitaciones conocidas y el deterioro de infraestructuras que representaban garantías importantes para la ciudadanía como son los servicios médicos o educacionales.
Considero que es fundamental analizar a profundidad las posibles causas para no confundir. Desde mi criterio, pretender poner como causa de la migración de las juventudes en Cuba, aspectos como la reunificación familiar no es muy convincente, desde mi punto de vista no lo creo del todo acertado. Más que una causa, la reunificación familiar resulta un mecanismo para la migración porque la causa de base sigue siendo una familia que decidió emigrar en busca de la mejoría económica y mejores propuestas de desarrollo profesional. Si no migra toda la familia desde un primer momento es, sin pretensiones de ser absolutos, porque no hay el dinero para que puedan hacerlo todos a la vez o, en caso de optarse por una vía no convencional, que los riesgos no corran del mismo modo para todos y que al estar fuera uno de los miembros de la familia permita facilidades para ayudar al proceso migratorio de los demás.
En el caso del impacto de la Covid que marcó el retorno de muchos de quienes se encontraba viviendo fuera de Cuba considero que es básicamente por el respaldo que siempre ha potenciado el país al estado de salud de la ciudadanía a pesar de carencias y limitaciones que todos conocemos sus diversas causas aunque si está claro que el interés por poner a los seres humanos como centro se convirtió en una garantía para quienes decidieron que Cuba podía ser un sitio para vivir estos tiempos de pandemia. También hay que tener en cuenta que la condición de emigrado en otros países genera discriminaciones y más en tiempos complejos como estos.
Ahora, también es importante dejar claro que esto no significa que el retorno sea definitivo y que esa población que entró al país no pretenda regresar a su condición de emigrado una vez terminada la pandemia, principalmente sí se tiene en cuenta que ya se apuntó como principal causa de la migración de las juventudes los factores económicos que hoy mantienen una situación más compleja que antes de la pandemia.
La adopción de nuevas políticas permitió facilidades para el retorno a Cuba de muchos de sus emigrados lo cual pasó por el prisma de situaciones diversas que respondieron al cumplimiento o no de las razones que potenciaron la decisión de apostar por la migración como una alternativa para la mejoría de sus vidas.
En cuanto a si guarda relación esa migración que retorna al país con el desarrollo del mismo creo que lleva un análisis mucho más profundo que el que pudiese realizar yo desde lo individual. Aun así, dejo mi criterio. No creo que guarde relación directamente con parte de las medidas que hoy se toman para potenciar el desarrollo de la isla. Más bien tiene que ver con algo que también sucede y comentaba anteriormente: no todas las expectativas de mejoras económicas y un promisorio desarrollo profesional terminan siempre convirtiéndose en expectativas cumplidas. También sucede que las situaciones a las que se someten los emigrados no son siempre la mejores. Otra causa puede estar relacionada con los procesos de adaptación y culturales, a los cuales se enfrenta en el proceso de emigración en la búsqueda de replantearse una mejor vida fuera de su país de origen que en ocasiones puede no encontrar compatibilidad con el contexto.
Lo que si considero guarda relación con la intención de potenciar el desarrollo de la isla a partir del proceso de actualización del modelo económico del país es el hecho de que muchos emigrados decidan invertir en opciones para el desarrollo de negocios en la isla a partir de potenciarse la forma de gestión no estatal. Aunque eso no significa el retorno de la emigración.

Yamilka G-2
dijo:

1. ¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.
La migración/ inmigración es un proceso complejo, responde a una diversidad de condiciones económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas, culturales… por tanto, es multicausal y tiene costos psicosociales. En Cuba estas migraciones a lo interno o hacia el exterior están dadas, a mi juicio, por estas causas bien fundamentadas.
• Económicas: Hoy los jóvenes presentan carencias económicas que conllevan a no tener tecnología de última generación o al menos una que de la posibilidad de interactuar en las redes sociales, hoy de primera necesidad para ellos. Tampoco tienen la posibilidad de adquirir buena ropa, zapatos, ni visitar lugares caros. No es una prioridad de los jóvenes hoy, aunque no en una pequeña minoría, el sostén económico de la familia, esto queda para los padres.
• Políticas: Esta condición está fundamentada en lo que nuestros jóvenes piensan, en el papel que juega la familia en cambiar o fortalecer sus ideas y así como el entorno social que les rodea. No podemos pensar que los jóvenes, estudiantes universitarios, que dependen de una familia obrera, sencilla tienen las mismas convicciones e ideas de otros que tienen sus familiares en el exterior, que constantemente están oyendo acerca de lo bueno y lo malo de otros sistemas políticos (capitalismo-socialismo), esto es fundamental. Tampoco es una mayoría, hoy muchos jóvenes que emigran no es la causa política la principal.
• Sociales: La propia sociedad, el lugar donde conviven nuestros jóvenes, las opciones de diversión, alimentación, esparcimiento son causas sociales que fortalecen las migraciones. En Cuba muchos jóvenes artistas, profesionales, desean emigrar hacia la capital de la isla, ya que tienen mejores posibilidades de trabajo, de desarrollarse profesionalmente y por su puesto de crecerse.
• Familiares: La familia, como célula fundamental de la sociedad influye directamente en muchas de las decisiones de los jóvenes y las incentiva.
• Culturales: No es menos cierto que en algunas regiones del país el desarrollo cultural, el acceso a centros culturales de alto prestigio y con mejores opciones es una realidad. Por tanto, nuestros jóvenes sienten la necesidad de tener un esparcimiento mayor y si tienen creadas las condiciones emigran para lograr sus metas.
La COVID 19 tiene un alto impacto en nuestra juventud. Han sido las personas jóvenes afectadas en gran medida por la covid, enfermedad que mata y deja secuelas a las personas que la padecen. También es importante decir que nuestra población joven no tiene aún esa percepción de riesgo, por lo que violan la ley al no usara la mascarilla, realizar concentraciones de personas y hasta compartir directamente enfiestas, reuniones familiares, etcétera. Un impacto positivo de la covid es el logro que nuestra juventud como en otros momentos se ha unido y lucha contra ella, colabora en centros de aislamientos, y sobre todo brinda su granito de arena en esta lucha, que tampoco tiene rostros.
2. ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
Las migraciones de retorno a Cuba hoy tienen algunos resultados satisfactorios que se han visto en aumento de una fecha para acá. El número de personas que desean retornar a la Isla, a pesar de las dificultades existentes, cada vez crece más. Esto está dado fundamentalmente a las posibilidades que se han abierto en Cuba para el desarrollo de negocios. Es una condición real de las migraciones el problema económico, que muchas personas emigran para mejorar económicamente y con ellos también las familias que dejan en Cuba. Si hoy tienen mejores condiciones y otras posibilidades de mejorar también su economía, ya es un gran paso de avance, para ellos y el país. Esto contribuye a mejorar también la economía cubana. Hoy ramas como el turismo, que en algunas regiones del país se abastecen de lo que producen pequeñas empresas o cooperativas en Cuba, han sido beneficiadas.

geanny torres (g1)
dijo:

1-Como país caribeño e insular subdesarrollado, Cuba siempre ha tenido procesos migratorios importantes desde y hacia otros países, además de los desplazamientos internos de población en búsqueda de mejores condiciones de vida. Recordemos a nuestro José Martí, que se apoyo en los tabaqueros y otros emigrados cubanos en Tampa y Cayo Hueso, para buscar recursos que fortalecieran el proceso de nuestra gesta libertaria, o en todos aquellos españoles, chinos, japoneses que acudieron a nuestro país en períodos precarios de sus nacionalidades en busca de nuevas oportunidades.
No es un secreto que desde el punto de vista nacional, en cada provincia y en especial las orientales, hay un flujo de desplazamiento de la población hacia la capital; “ciudad maravilla”, donde se encuentra una gran parte de las instituciones más importantes del país. Estos cubanos se mueven hacia allá precisamente en busca de opciones profesionales más desarrolladoras, con mejores recursos objetivos y potencialidades para el desarrollo personal y familiar. Naturalmente los jóvenes como grupo poblacional con características que ya hemos trabajado con anterioridad, son mayoría en estas situaciones, deseando cambios en el modo de vida que han tenido con sus familias de origen, decididos e impetuosos, aceptan experimentar en nuevos territorios fuera de las fronteras del país también.
La emigración cubana en 1959 tomo un trasfondo político y ha sido utilizado por Estados Unidos como herramienta para presionar en la base de nuestra sociedad, a través de transformaciones de las regulaciones y acuerdos entre estos dos países, que han ido en detrimento del cumplimiento de los acuerdos migratorios, afectando los intereses de los cubanos de emigrar temporal o definitivamente, o las relaciones de las familias que se encuentran en ambos países. No obstante nuestra población emigra, e incluye otros países como: España, Alemania, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, República Dominicana, México, Italia, Canadá, Argentina fundamentalmente, aunque hay cubanos en cualquier parte del mundo, desde bien al norte de Rusia hasta bien al sur en Australia.
Por que emigran nuestros jóvenes, por múltiples causas: lograr mayor desarrollo económico, acceso a nuevas oportunidades profesionales con mejores salarios y condiciones de trabajo, nuevas opciones familiares, personales y recursos de los que tienen dentro del país, los que observan desde las diferentes plataformas para comunicarse con el mundo y constatan y contactan mediante los viajes de los familiares al exterior además de las vías digitales, para reunificación familiar, para satisfacción de necesidades afectivas, de realización y de conocimiento individuales, para superarse profesionalmente.
Actualmente la situación de la covid ha frenado e interrumpido los planes de emigrar de los cubanos, muchos países han cerrado fronteras, se exigen más documentos, incluyendo algunos de certificación sanitaria, se encarecen mas los tramites y documentos, los viajes se encuentran a merced de las fechas y regulaciones que imponen los países para poder acceder o salir de ellos, la situación de la pandemia mediatiza las medidas que toma cada gobierno para proteger a sus ciudadanos y como en algunos países han ocurrido despidos y disminución de los trabajadores por la situación económica que se ha recrudecido debido a las medidas de cierre de negocios para evitar los contagios masivos, las ayudas familiares desde el exterior para sufragar gastos cotidianos o de los viajes también disminuyen.
2- El país ha ido trabajando desde hace algunos años hacia acá para facilitar la migración de retorno a Cuba, modificando leyes que hagan más viable este proceso, lo cual es muy importante porque refuerza el sentido de cubania y pertenencia a esta tierra, el amor por regresar a lo nuestro. Es un proceso complejo de todas maneras, porque tiene sus requisitos y la mayoría de los individuos que deciden retornar son adultos o adultos mayores, que desean pasar sus años de jubilación o vejez aquí en su país de origen, pero como población activa que aporta al desarrollo de la isla se hace más pequeña la contribución, no obstante algunos crean empresas mixtas o negocios por cuenta propia que ayudan tanto al sustento individual, familiar como social.
El proceso del retorno migratorio es individualizado por la situación de cada cubano que decide regresar, depende del periodo por el cual lo desea hacer, depende de las leyes de los países desde los que retornan y las relaciones que tiene Cuba con ellos, depende de la decisión personal y de las necesidades individuales que llevan a estos cubanos a trazar estrategias de viajes en presente y futuro entre los dos países, del estatus migratorio que se establece para cada uno de ellos al arribo a la isla, de la situación coyuntural que lleve a reforzar o modificar las leyes migratorias de nuestro país.
Pienso se debe trabajar mancomunadamente con los cubanos residentes en el exterior que están a favor de mantener los vínculos con sus familias y el desarrollo del país y el Estado cubano, para perfeccionar los mecanismos migratorios de retorno a partir de las fallas e inconformidades, así como profundizar mediante investigaciones en otros aspectos que estén incidiendo en este proceso y como dirigirlo bienestar de los pobladores de la isla.

Gerardo Enrique Guevara Ponce (G2)
dijo:

1. En su opinión ¿cuáles son las causas actuales de la emigración delas diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemiade la COVID-19.
La emigración como fenómeno social, constituye una realidad en nuestro contexto desde hace décadas y se ha visto marcada desde lo político, lo económico o lo social. Dicho fenómeno se caracteriza por la aparición de nuevos destinos que modifican el flujo, pero que también ratifican los destinos históricos, el transnacionalismo y la presencia cada vez mayor de jóvenes, mujeres y profesionales en dichos flujos. Aunque generalmente se ha visto a la migración como producto de una decisión personal, se puede ver que responde además a un proceso familiar/social.
En este caso, la familia como agente primario de socialización y componente del sistema social, es condicionada por los contextos culturales, sociales y normativos en los cuales se encuentra insertada, y deviene como sujeto de los procesos migratorios así como que también resulta impactada por los mismos. Así, las poblaciones jóvenes contarán con proyectos futuros que se vean marcados por el contexto en el que se han formado.
Comenzando a hablar del impacto que tienen las redes sociales en la actualidad sobre los procesos migratorios, se puede decir que la funcionalidad que adquieren las mismas van a influir sobre las identidades socioculturales de la juventud, en tanto se habla de identidades más homogenizadas globalmente. Por tanto, una parte importante de las migraciones de los jóvenes va a responder a la satisfacción de necesidades como generación, necesidades que apuntan en mi opinión a la superación profesional, a la autorrealización, a la reunificación familiar.
Un ejemplo del gran impacto de las redes sociales en los procesos migratorios presentes en nuestro contexto, son las becas ofertadas por las universidades, las cuales ofrecen a la juventud cubana oportunidades de superación profesional en temáticas con abordajes desde diferentes perspectivas, además de la oportunidad de el poder interactuar con culturas y entornos foráneos. En cuanto a esto último, creo necesario hacer un señalamiento a un elemento que ha estado presente en el imaginario popular, y es el hecho de viajar en sí, que ha estado marcado por restricciones del orden de lo político, lo económico y lo social desde el triunfo de la Revolución y que, a pesar de en los últimos años haberse flexibilizado en gran medida, sigue siendo una motivación fundamental para las nuevas generaciones de jóvenes cubanos que han heredado una cultura de restricción en el aspecto migratorio.
En este sentido, constituye además una importante causa de migración de jóvenes, el aspecto económico o de soporte económico a la familia. Al respecto se puede decir que como principal agente socializador, la familia implementa disímiles medidas para permitir que los individuos que la conforman puedan desarrollarse, teniendo siempre en cuenta las particularidades de cada una. Las remesas en nuestro contexto, forman parte de nuestra cotidianidad como estrategia económica que implica la salida y permanencia en un país extranjero -Estados Unidos por excelencia-, donde se pueda conseguir mayor solvencia económica y poder apoyar a la familia que permanece en Cuba. Así, muchos jóvenes emigran, con el objetivo de representar ellos un apoyo económico que garantice un mejor nivel de vida de la familia, aunque las motivaciones sean diversas. Aquí se puede hablar del impacto de las redes sociales en las familias transnacionales, que son aquellas familias poseen un mismo proyecto de vida en común y que tienden a organizarse en espacios virtuales para mantener su rol.
Otra importante razón de nuestros jóvenes que forma parte muy importante en nuestro contexto actual, es el viajar temporalmente a otro país con motivos económicos, pero no para trabajar y sustentar a la familia en Cuba con remesas, sino para comprar mercancías atractivas para la población cubana a precios mayoristas asequibles y revenderlas en nuestro país por un precio mayor. Se trata de una estrategia ampliamente utilizada en nuestros días que tiene como principal objetivo a países o zonas específicas donde los productos sean menos costosos de conseguir. Se habla de países como Panamá, Ecuador, en donde prefieren las llamadas “zonas francas”. Esto es producto de las carencias que se viven en nuestro país a raíz del bloqueo económico y comercial impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, y por la mala gestión existente en el contexto nacional.
Sin embargo, todo lo anteriormente expuesto se vio sumamente impactado con el cierre de las fronteras aéreas y marítimas a raíz de la aparición de la pandemia de COVID-19, sumado al recrudecimiento del bloqueo con la administración Trump que aprovechó para sofocar aún más a la sociedad cubana. Primeramente a nivel mundial, el 20 de abril de 2020 el total de restricciones a movimientos migratorios llegó a más de 48 000, y ello debido a las nuevas regulaciones de salud en los países de destino, aumentó el costo de los pasajes, alto desempleo en todos los países, cierres y aperturas de fronteras en los países en dependencia de la condición sanitaria en cada uno, aumento de la xenofobia ya que se considera al migrante como propagador del virus, aumento de políticas restrictivas contra los indocumentados y muchas otras causas.
Pero no solo eso, sino que la presencia de la pandemia las familias se han visto separadas ya que a algunos las medidas de aislamiento y cierre de fronteras los sorprendió en países extranjeros, con la única alternativa de configurar espacios de encuentro donde comunicarse con los demás miembros, en las redes sociales. Sumado a ella está la frustración y el malestar de tener que posponer los viajes de regreso.
Además, también se han visto afectadas las remesas hacia nuestro país debido a la situación de cuarentena o aislamiento, o simplemente miedo al contagio sumado a las restricciones más fuertes del bloqueo hacia Cuba, lo cual ha llevado a varios emigrados a detener su trabajo o a modificarlo, generando más dificultades para la obtención de ingresos de los que enviar a los familiares en este país.
2. ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba?¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene?¿Cómo pudiera vincularse al desarrollo del país?
En mi opinión, por una la emigración de retorno a Cuba generalmente supone una reunificación familiar de manera inversa a lo que históricamente este fenómeno ha representado para nuestra sociedad. Se trata de que históricamente el proceso de reunificación familiar ha sido hacia el exterior del país, teniendo siempre a Estados Unidos como país de destino por excelencia, siempre en busca de mejores condiciones de vida: mayor capacidad de ingresos, más oportunidades de acceso a bienes y servicios, mayores capacidades de autorrealización y demás aspiraciones que permanecen en el imaginario popular. Entonces, a raíz de la flexibilización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, además de las nuevas leyes implementadas en nuestro país referidas a la repatriación, muchas familias que se encontraban divididas, y con la imposibilidad de haber logrado que los miembros que permanecían en Cuba emigraran, pues vieron en estas nuevas condiciones una oportunidad de volver a unirse.
De igual manera, muchos de los migrantes de retorno a Cuba no lo hacen definitivamente, sino que ahora pueden mantener estancias más o menos iguales en tiempo, en ambos países donde residan siempre desde el marco legal de cada uno, y así mantener dos nacionalidades, de forma que pueden regularmente pasar tiempo con la familia en Cuba y regresar al país donde residen, trabajan y obtienen mejores ingresos que igualmente, beneficien a la familia.
Creo que esto es un tema importante para el desarrollo de nuestro país, ya que mediante este flujo de migrantes es posible introducir divisas necesarias para la economía nacional, así como fomentar el turismo, tan necesario.
Pero esto no se reduce al ámbito familiar en mi opinión, sino que además, muchos artistas que se encontraban residiendo en otros países por motivos políticos o de diferencias de pensamiento con el sistema, vieron entonces a raíz de todo lo antes mencionado una oportunidad de regresar su arte al contexto nacional en donde surgieron, siempre respetando la legalidad. En este caso la representación que me hago de la migración de retorno, es la de una reconciliación. Reconciliación en el orden de lo político y lo cultural, que aunque las diferencias de pensamiento sigan existiendo, ello supone pacto tácito, una forma de convivir con la diferencia de pensamiento.
Igual, esto es igualmente beneficioso a nuestro país, pues parte de su arte y cultura regresa al contexto nacional de donde salió, enriqueciendo más dicho ámbito.

Juan Carlos Vázquez Pérez grupo 2
dijo:

¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.

Antonio Aja, en su libro Al cruzar las fronteras, señala que históricamente la emigración cubana ha tenido un carácter multicausal, determinado por factores económicos, políticos y la reunificación familiar entre los fundamentales que han propiciado ese éxodo durante los últimos más de cincuenta años (Aja, 2009).
En los últimos años se han producido una serie de cambios a nivel económico, social y político en el país, determinadas regulaciones —en este caso migratorias—, que impactan en la representación social del acto de emigrar.
Los jóvenes no están exentos de estas dinámicas migratorias. De hecho, existe una creciente presencia de los mismos, en particular mujeres y profesionales en los flujos migratorios externos de cubanos en la actualidad (ONEI, 2015).
En este sentido, es importante destacar, las características que distinguen a este grupo etario, como el ímpetu, el espíritu emprendedor, la menor resistencia al cambio en comparación con las personas de edades más avanzadas, etc, que hacen a los jóvenes más proclives a emprender nuevos caminos en busca de satisfacer determinadas necesidades individuales, en pos de la realización de sus proyectos de vida, o de la satisfacción de necesidades y expectativas colectivas del grupo familiar (Rodríguez M O y Díaz Y, 2017).
Repensando sobre las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba. No podemos obviar que la migración como proceso tiene un carácter socio histórico y está condicionado, en el caso nuestro por multiplicidad de factores, ya sean económicos, políticos, sociales y familiares, dada la tendencia de la familia cubana de mantenerse cohesionada.
Igualmente, la migración es un fenómeno que responde a la necesidad del hombre de desplazarse de un lugar a otro en busca de mejores condiciones de vida. Condicionante que ha movilizado, a los cubanos a emigrar desde los años ´90 hasta nuestros días.
No es menos cierto, que ha habido una situación de crisis económica que ha tenido sus repercusiones, en todos los grupos e individuos, con énfasis en los aspectos económicos. Lo cual ha visualizado, la opción de emigrar, como vía de solución a necesidades personales y familiares.
Investigaciones realizadas en los últimos años, evidencian la utilización por un número creciente de familias cubanas de la migración como posible solución o vía alternativa para resolver/aliviar de cierto modo los problemas familiares –aunque las motivaciones de sus miembros para migrar pueden ser diversas. Ello explica el creciente número de jóvenes que emigran hacia otros países, generalmente con el objetivo de obtener mejores ingresos y elevar su nivel de vida socioeconómico –así como el de sus familiares–, convirtiéndose de este modo la migración en una de las vías de escape de las familias cubanas a los problemas económicos que han venido enfrentando en las tres últimas décadas (Rodríguez M O y Díaz Y, 2017).
Otras de las causalidades asociadas al acto de emigrar, tiene que ver con las representaciones de este proceso. Se ha disminuido su connotación política y se han elevado otras: la económica, la humana, e incluso la de búsqueda de realización personal en otros contextos, que no necesariamente está siempre vinculada con lo económico. A veces está relacionada con lo profesional, más que con lo económico puro. Dinámica en la cual, también están insertados, muchos jóvenes en la Cuba de hoy.
Ahora bien, estamos en un contexto de pandemia, el cual ha repercutido en los procesos migratorios.
Por solo citar un dato. Entre el 11 de marzo, fecha en que se declaró por la OMS la pandemia y el 20 de abril, el número total de restricciones a los movimientos migratorios implementadas en el mundo llegó a más de 48 000 (OIM, 2020a).
Cuba como país emisor, ha sido impactada, por los cambios realizados en las políticas migratorias internacionales, para evitar la propagación de la COVID- 19. Dichos cambios, han desestimulado o ralentizado los movimientos migratorios (Aja, 2020). Dentro de los mismos se pueden citar:
Nuevas regulaciones de salud en países de destino, sobre todo en el control sanitario.
Cierre y apertura de las fronteras en cada país, según comportamiento de la pandemia.
Aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras.
Debido a estos cambios en las políticas migratorias, 447 000 cubanos que se encuentran temporalmente en el exterior, de ellos, el 55% exceden 6 meses fuera del país. Una parte de estas personas quedaron varadas en diferentes países como consecuencia del cierre de fronteras ante la crisis de la COVID-19 (Aja, 2020).
Referencias Bibliográficas
Aja, A. (2009). Al cruzar las fronteras. La Habana: CEDEM, Fondo de Población de las Naciones Unidas.
Aja, A. (2020). Migración internacional, la COVID 19 y la migración de Cuba. Novedades en Población, 16 (31), 156-172. http:// www.novpob.uh.cu
OIM. (2020a). Travel restriction related travel routes. https://app.powerbi.com
ONEI (2015). Anuario Demográfico Nacional. Oficina Nacional de Estadísticas e información. Disponible en:
www.one.cu/publicaciones/cepde/proyeccion_2015_2030/6_resultados.pdf
Rodríguez M O y Díaz Y (2017). Migración juvenil y estrategias familiares. Estudio de casos en familias capitalinas de Plaza de la Revolución. Novedades en Población, No.26 • julio-diciembre de 2017, 185-202. http://www.novpob.uh.cu

¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
Ante todo hay que partir de dos elementos. Primero, los/as cubanos/as comparten rasgos, representaciones y significaciones que los hacen sentir unidos y tienen un fuerte arraigo cultural con su país (De la Torre, 1995).
Por otro lado, la migración cubana responde a los patrones sociales, económicos y de inserción de la migración internacional. Considera que esto se debe a que se ha consolidado la circularidad de la migración cubana, pues predomina la tendencia a mantener el domicilio en Cuba. Esta se caracteriza por desplazamientos temporales que obedecen fundamentalmente a las perspectivas de satisfacer necesidades económicas, realizar proyectos de tipo académico, profesional y cultural, la atracción de redes familiares y consolidar un estatus migratorio favorable (garantizar la movilidad y beneficios sociales) (Martín y Bárcenas, 2014).
Apoyado en estas ideas, considero que siempre va a existir una emigración de retorno. Ello también es demostrable por las estadísticas demográficas existentes. Por ejemplo, según datos, se halla que 9 399 cubanos han vuelto a residir en Cuba. Sus datos sociodemográficos muestran que mayormente los que regresan son hombres (59%) y se encuentran entre los 17 y 59 años de edad (70%), edad laboralmente activa, lo que constituye un reto para el país en cuanto a la reinserción laboral de estas personas. Asimismo, si regresan más hombres que mujeres, esto reta a la fecundidad. Contrario a uno de los supuestos de las creencias en el pensamiento cotidiano, se corrobora que solo el 24% de los retornados tiene 60 años o más, cifra pequeña pero no desestimable con respecto al envejecimiento poblacional que sufre nuestro país. También regresan menores de 16 años, en un 6% (Martín y Bárcenas, 2014).
Es interesante que muchos de los cubanos que son residentes temporales en el exterior, están pendientes de regresar antes de cumplir los 24 meses para mantener su residencia. Tal es el caso de los estudiantes que están cursando posgrados o estancias de investigación, que esperan ansiosos por regresar en la primera oportunidad (Martín y Bárcenas, 2014).
Al respecto, Martín y Bárcenas (2014), también han demostrado, en estudios realizados a emigrantes de retorno, que este proceso se da, por los beneficios que se le asignan a las nuevas regulaciones migratorias. Es importante señalar además, que en relación con retornar, la mayoría de los sujetos investigados expresan aceptación y valoraciones con connotaciones emocionales positivas.
Pero la mayoría de los retornos continuarán siendo coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria –algunos incluso establecen negocios-, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional (Aja, 2020).
Respecto a cómo pudieran vincularse al desarrollo del país. Se ha demostrado, que una expectativa positiva es el deseo de ser parte del desarrollo del país y muchos que residen fuera quisieran seguir vinculados al país desde su profesión (Matín y Bárcenas, 2014).
Referencias Bibliográficas
Aja, A. (2020). Migración internacional, la COVID 19 y la migración de Cuba. Novedades en Población, 16 (31), 156-172. http:// www.novpob.uh.cu
De la Torre, C. (1995). Conciencia de Mismidad: Identidad y Cultura Cubana. En: Revista Temas. No. 2. La Habana. pp. 111-115.
Martín, C. y Bárcenas, J. (2014). Impacto en la vida cotidiana de las nuevas regulaciones migratorias. Un estudio psicosocial en La Habana. (Ponencia). VI Conferencia Científica Nacional del Centro de Estudios y Opinión del Pueblo (CESPO) del Comité Central del PCC. La Habana, Cuba.

Tahimy Espinosa. G-1
dijo:

1- La emigración ha tenido un carácter multicausal, determinado por factores económicos, políticos, sociales, jurídicos, psicológicos, culturales y familiares, diversificándose de manera creciente los factores y motivaciones con el paso del tiempo. Los jóvenes a través de la historia han sido protagonistas de las generaciones más revolucionarias y cambiantes,responden a una identidad sociocultural cada vez más homogeneizada y globalizada y son atraídos por la necesidad de implementación de estrategias y proyectos de vida que se vislumbran como solución a sus problemas o frustraciones, siendo más proclives a emprender nuevos caminos en busca de satisfacer determinadas necesidades individuales en pos de sus proyectos de vida o de la satisfacción de necesidades y expectativas colectivas. En mi opinión algunas de las causas que conllevan a la toma de decisión de éstos jóvenes a migrar son: elevar su bienestar económico, obteniendo mayores ingresos que le permitan una mejor calidad de vida, aspiraciones profesionales o laborales, con el fin de alcanzar determinadas metas relacionadas con su crecimiento educacional y profesional, reunificación familiar. El impacto de la COVID-19 ha generado una nueva e inédita situación de crisis sanitaria, económica, social y política que impacta a los movimientos migratorios, ratificando a la migración como un problema multidimensional común para sociedades receptoras,emisoras y de tránsito. Surgiendo cambios que desestimulan o ralentizan éstos movimientos migratorios como son las nuevas regulaciones de salud en países de destino, altos costos de boletos aéreos y transportación, regulación de control sanitario, altos desempleos en todos los países, cierre y apertura de fronteras según el comportamiento de la pandemia, aumento de controles migratorios entre otros.
2- El retorno,ya sea definitivo o temporal es una práctica a la que se acogerá un número creciente de inmigrantes, la mayoría de los retornos continuarán siendo coyunturales,temporales,pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana o repatriación y disfrutar de los derechos del ciudadano cubano y acogerse a las oportunidades de conservación de derechos de propiedades, muchos establecen negocio por cuenta propia (TCP), reencuentro con familiares, culminación de estudios o contratos de trabajo, muchos adquieren un capital sustancial y deciden invertirlo en Cuba adquiriendo bienes o estableciendo negocios factibles para aportar en el desarrollo económico del país. La salud que nos brinda nuestro sistema socialista cubano al cual una vez repatriados tienen derecho de forma gratuita al igual que la educación.

Miguel Alejandro Bravo García
dijo:

1 Las investigaciones recientes conjuntamente con mi conocimiento de sentido común y experiencial me llevan a comprender mejor el fenómeno de la emigración de las diversas juventudes cubanas. Gran parte de quienes deciden abandonar el país lo hacen por motivos de tipo económico. Otros casos de jóvenes que salen de Cuba lo hacen con la intención de reunificarse con sus familias. Sin embargo, aun en estos últimos no se niega la consideración de factores económicos en el análisis costo-beneficio que han realizado esas familias para optar por la emigración –en el cual se ponderan varios factores, ya que rara vez la decisión de migrar obedece a una única causa. Ese comportamiento es reflejo también de las tendencias actuales que caracterizan las migraciones internacionales de cubanos en general. Una de las interrogantes principales que guió una de las investigaciones analizadas en este modulo fue en qué medida la migración de jóvenes es parte de una estrategia diseñada en el grupo familiar. Se sugiere que en los últimos años se ha perfilado una tendencia en las familias cubanas según la cual, cada vez más, es utilizada la emigración de alguno(s) de sus miembros jóvenes como una estrategia consensuada en el seno del grupo familiar para satisfacer determinadas necesidades de este. Por ejemplo, para la Dra. Reina Fleitas, “la migración es una estrategia en sí misma para poder mejorar la calidad de vida…” Yo agregaría que otras de las causas de la emigración en Cuba, principalmente en las poblaciones más jóvenes, son la superación profesional y a la vez la apertura a campos laborales más sugerentes. La búsqueda de oportunidades de formación internacional se está convirtiendo en una constante entre los egresados de Universidades cubanas. La pandemia, sin dudas, ha truncado anhelos y el proceso migratorio en Cuba también se ha visto afectado. Pero también ha traído cambios positivos para las familias de emigrados y para los propios emigrados. En estudios recientes se analizan casos donde se evidencia el deseo de algunos cubanos que residen fuera de regresar lo más pronto posible para reencontrarse con sus familias, los lazos afectivos se han fortalecido en el contexto de la Covid y al mismo tiempo, una gran mayoría de emigrados se muestran angustiados por las condiciones económicas en Cuba, lo que les hace sentir desesperanzados y con pocas intensiones de regresar. Por ejemplo, un entrevistado comentó: “Debo decir que mis expectativas al regresar a Cuba no son las que tenía al principio, donde iba a irme a un festival de música y seguramente ver a muchos amigos. Pero entiendo que luego de esto pasará algún tiempo antes de que cosas así vuelvan a ser parte de la cotidianidad, y no solo en Cuba”. El gobierno cubano no ha formulado nuevas políticas ni los menciona en las estrategias de recuperación de la pandemia. Aunque las fronteras siguen cerradas y los vuelos comerciales suspendidos, las esperanzas para el reencuentro familiar se mantienen. La COVID-19 abre un escenario de aprendizajes y oportunidades para la construcción colectiva con mayor bienestar e inclusión social en la vida cotidiana cubana. Merece una atención especial el vínculo de la nación con los jóvenes profesionales cubanos migrantes y sus familias, dentro y fuera del país.

2 La migración de retorno, ya sea definitivo o temporal, es una práctica a la que se acoge un número de migrantes, pero no de gran magnitud, con predominio de la temporalidad y posteriores salidas, en no pocos casos. La mayoría de los retornos continuarán siendo temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria, algunos incluso establecen negocio, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional. La población que retorna representa un potencial de difícil estimación, que debe ser estudiado; también deben evaluarse sus múltiples implicaciones económicas, demográficas y sociales en general, para Cuba y sus territorios, tomando en consideración puntualmente el año de salida, lugar de origen y de salida del país, grupos de edades, así como lugares de asentamiento en el exterior. Persistirá la tendencia creciente a la adopción de otras ciudadanías, ya sea para viajar a otros países o establecerse en los mismos, planteando el problema de la “doble ciudadanía”, un asunto presente en gran parte del mundo, que resulta un reto para las legislaciones de muchos países, incluyendo la cubana, lo cual abre un espacio de necesaria actuación a partir de la aplicación de la nueva Constitución de la República. A pesar de las continuas separaciones en la familia, debido a que sus miembros siguen emigrando, las nuevas regulaciones migratorias favorecen las reintegraciones familiares en términos de su reunificación, tanto dentro como fuera de Cuba; por lo que constituyen un indicador del impacto psicosocial de los cambios actuales de la política migratoria.

Miguel Alejandro Bravo García (G2)
dijo:

1 Las investigaciones recientes conjuntamente con mi conocimiento de sentido común y experiencial me llevan a comprender mejor el fenómeno de la emigración de las diversas juventudes cubanas. Gran parte de quienes deciden abandonar el país lo hacen por motivos de tipo económico. Otros casos de jóvenes que salen de Cuba lo hacen con la intención de reunificarse con sus familias. Sin embargo, aun en estos últimos no se niega la consideración de factores económicos en el análisis costo-beneficio que han realizado esas familias para optar por la emigración –en el cual se ponderan varios factores, ya que rara vez la decisión de migrar obedece a una única causa. Ese comportamiento es reflejo también de las tendencias actuales que caracterizan las migraciones internacionales de cubanos en general. Una de las interrogantes principales que guió una de las investigaciones analizadas en este modulo fue en qué medida la migración de jóvenes es parte de una estrategia diseñada en el grupo familiar. Se sugiere que en los últimos años se ha perfilado una tendencia en las familias cubanas según la cual, cada vez más, es utilizada la emigración de alguno(s) de sus miembros jóvenes como una estrategia consensuada en el seno del grupo familiar para satisfacer determinadas necesidades de este. Por ejemplo, para la Dra. Reina Fleitas, “la migración es una estrategia en sí misma para poder mejorar la calidad de vida…” Yo agregaría que otras de las causas de la emigración en Cuba, principalmente en las poblaciones más jóvenes, son la superación profesional y a la vez la apertura a campos laborales más sugerentes. La búsqueda de oportunidades de formación internacional se está convirtiendo en una constante entre los egresados de Universidades cubanas. La pandemia, sin dudas, ha truncado anhelos y el proceso migratorio en Cuba también se ha visto afectado. Pero también ha traído cambios positivos para las familias de emigrados y para los propios emigrados. En estudios recientes se analizan casos donde se evidencia el deseo de algunos cubanos que residen fuera regresar lo más pronto posible para reencontrarse con sus familias, los lazos afectivos se han fortalecido en el contexto de la Covid y al mismo tiempo, una gran mayoría de emigrados se muestran angustiados por las condiciones económicas en Cuba, lo que les hace sentir desesperanzados y con pocas intensiones de regresar. Por ejemplo, un entrevistado comentó: “Debo decir que mis expectativas al regresar a Cuba no son las que tenía al principio, donde iba a irme a un festival de música y seguramente ver a muchos amigos. Pero entiendo que luego de esto pasará algún tiempo antes de que cosas así vuelvan a ser parte de la cotidianidad, y no solo en Cuba”. El gobierno cubano no ha formulado nuevas políticas ni los menciona en las estrategias de recuperación de la pandemia. Aunque las fronteras siguen cerradas y los vuelos comerciales suspendidos, las esperanzas para el reencuentro familiar se mantienen. La COVID-19 abre un escenario de aprendizajes y oportunidades para la construcción colectiva con mayor bienestar e inclusión social en la vida cotidiana cubana. Merece una atención especial el vínculo de la nación con los jóvenes profesionales cubanos migrantes y sus familias, dentro y fuera del país.

2 La migración de retorno, ya sea definitivo o temporal, es una práctica a la que se acoge un número de migrantes, pero no de gran magnitud, con predominio de la temporalidad y posteriores salidas, en no pocos casos. La mayoría de los retornos continuarán siendo temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria, algunos incluso establecen negocio, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional. La población que retorna representa un potencial de difícil estimación, que debe ser estudiado; también deben evaluarse sus múltiples implicaciones económicas, demográficas y sociales en general, para Cuba y sus territorios, tomando en consideración puntualmente el año de salida, lugar de origen y de salida del país, grupos de edades, así como lugares de asentamiento en el exterior. Persistirá la tendencia creciente a la adopción de otras ciudadanías, ya sea para viajar a otros países o establecerse en los mismos, planteando el problema de la “doble ciudadanía”, un asunto presente en gran parte del mundo, que resulta un reto para las legislaciones de muchos países, incluyendo la cubana, lo cual abre un espacio de necesaria actuación a partir de la aplicación de la nueva Constitución de la República. A pesar de las continuas separaciones en la familia, debido a que sus miembros siguen emigrando, las nuevas regulaciones migratorias favorecen las reintegraciones familiares en términos de su reunificación, tanto dentro como fuera de Cuba; por lo que constituyen un indicador del impacto psicosocial de los cambios actuales de la política migratoria.

Deborah Rodríguez Ravel (G1)
dijo:

1. ¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.
Considero que actualmente las juventudes cubanas emigran fundamentalmente por razones económicas, buscando oportunidades de trabajo que les permitan mejorar sus propias condiciones de vida y las de sus familiares en el país. En muchos casos, he apreciado incluso ideas que comprenden la salida temporal por tiempo indefinido para retornar con cierto capital e invertir en Cuba.
2. ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
La migración de retorno pudiera ser una importante fuente de ingresos de divisas para la economía cubana si se toma en cuenta que muchas de estas personas son, mayormente, adultos con capital acumulado o pensiones que cobran desde Cuba. Muchos de ellos además, buscan oportunidades de negocios e inversión, muchas veces dentro del trabajo por cuenta propia, lo que económicamente pudiera constituir una fortaleza para el país.

Yanay Rodríguez Cabrera G1
dijo:

1. Históricamente, la emigración cubana ha tenido un carácter multicausal. A decir de Aja (2009. Citado por Rodríguez y Díaz, 2017) este fenómeno está determinado fundamentalmente por factores económicos, políticos y la reunificación familiar. Plantean las autoras que, con el paso del tiempo los factores y motivaciones que inciden en la emigración de los cubanos se han diversificado de manera creciente. Coincidimos con ellas al sustentar la migración como un proceso familiar/social, más que el fruto de una decisión unipersonal. Investigaciones realizadas en jóvenes cubanos sobre el tema continúan reforzando la multicausalidad de los movimientos migratorios: económicas, expectativas de mejores condiciones de vida, reunificación familiar, rol de las redes familiares y sociales, así como las ventajas comparativas de la inserción laboral y socioeconómica, entre las sociedades de destino y origen. (Ajá, 2020)
Rodríguez y Díaz (2017) al indagar con los familiares de los jóvenes acerca de la toma de decisión de emigrar de estos, la mayoría hace alusión a los motivos de tipo económico como los determinantes y en los restantes casos, aunque se señalan motivos de reunificación familiar, no se niega la consideración de factores económicos en el análisis costo-beneficio que han realizado esas familias para optar por la emigración. En todos los casos se manifestaron las aspiraciones de los jóvenes emigrados, e incluso de otros miembros de la familia, con respecto a elevar su bienestar económico obteniendo mayores ingresos que les posibiliten tener vivienda propia, auto, entre otras comodidades que les permitirían una mejor calidad de vida. Como se planteaba con anterioridad el motivo de la emigración no es solo económico y cada vez más emergen nuevas motivaciones asociadas a la decisión de emigrar de los jóvenes. Entre otras cuestiones, los jóvenes pueden decidir emigrar a partir de aspiraciones profesionales o de índole laboral, con respecto a superarse o alcanzar determinadas metas relacionadas con su crecimiento educacional y profesional.
Los efectos de la pandemia sobre la economía, la salud, la educación, la cultura y todas las áreas de la sociedad, se concretan particularmente en la familia, donde se expresa la tensión que se produce en los vínculos entre familias cubanas con parientes residentes temporales o permanentes dentro y fuera del país. Las familias migrantes sienten y padecen tal cual las familias separadas dentro del país (Martín, Bárcenas y Cruz, 2020) y describen vínculos que se ven afectados por la pandemia, pero agravados por tensiones propias de las condiciones de vida en cada país, al ser parte de las migraciones internacionales. En investigación que acompaña el servicio orientación psicológica vía WhatsApp se describe cómo la Covid-19 ha impactado en las familias de migrantes (jóvenes o no), destacándose la presencia de :
• Trastornos de sueño asociados a cambio de horarios al estar en casa y aprovechar tarifa baja de ETECSA en la madrugada para comunicarse con familiares fuera. Poco descanso, insomnio y pesadillas por las preocupaciones asociadas a la COVID-19.
• Miedos, angustia y ansiedad por la incertidumbre y el temor al contagio de familiares que viven en diferentes países y no pueden dejar de trabajar.
• Frustración por tener que posponer los viajes de visita al exterior y de regreso a Cuba. Nuevas decisiones de retornar al país, cuando se pueda, por confianza en sistema de salud cubano. Desesperanza asociada a cubanos varados fuera de la Isla.
• Incertidumbre temporal ante los planes de reunificación familiar y la tristeza que esto genera; expectativas de movimiento migratorio insatisfechas; emergencia de la necesidad sentida de la comunicación familiar cara a cara.
• Compulsión por buscar información en fuentes oficiales y redes sociales, estar online todo el tiempo. Conflictos por estar en contacto con familiares emigrados a toda hora y no respetar sus tiempos.
• Consumo de las redes sociales y las noticias falsas, la sobre exposición a todo tipo de mensajes y la politización del tema de la epidemia en Cuba, por personas de otros países y medios alternativos.
Plantean las autoras (Martín, Bárcenas, Cancio-Bello, 2020) que las anteriores son problemáticas compartidas por efecto de la pandemia, que ayuda a reflexionar sobre el hecho de que esta situación también existe en otras partes del mundo; pero al mismo tiempo se comparten las informaciones ofrecidas en Cuba para afrontarla. Esta investigación reafirma a su vez, el análisis de Ajá (2020) cuando plantea que los cambios tecnológicos y en las comunicaciones vinculados con la globalización no sólo continuarán facilitando los desplazamientos, sino que, además, permitirán a los migrantes mantener contactos regulares con sus comunidades de origen, al tiempo que posibilitan al futuro migrante acceso sin precedentes a la información sobre otros países, y de hecho se convierten en elementos que favorecen la toma de la decisión de migrar, en un escenario menos favorable dada la crisis sanitaria mundial.
Asimismo una investigación con jóvenes cubanos evidencia los mismos impactos emocionales en jóvenes que pasaron la pandemia en Cuba o en otros países, sólo que agravados por la condición de ser migrantes. (Betancourt y Martín, 2020) “Aquellos que están de viaje temporal por razones de estudio o trabajo añoran regresar lo antes posible (…) Los que viven fuera se ajustan y adaptan a las situaciones de sus respectivos países, trabajos y familias.” Coincidimos entonces al defender que la COVID-19 abre un escenario de aprendizajes y oportunidades para la construcción colectiva con mayor bienestar e inclusión social en la vida cotidiana cubana. Merece una atención especial el vínculo de la nación con los jóvenes profesionales cubanos migrantes y sus familias, dentro y fuera del país.

2.Coincido con Martín (2000) cuando plantea que la cotidianidad reclama espacios donde sean naturales y posibles procesos como la repatriación; la emigración cíclica o con retorno, ajustada a regulaciones no sólo de orden político sino socio-económicos; la capacidad de movimiento temporal de acuerdo a determinantes definidos por la sociedad y en función de potenciar las redes familiares y el respeto a la individualidad.
A mi modo de ver, la migración de retorno es un derecho individual, familiar y social. El joven emigrante o inmigrante no renuncia a su identidad, sino que la pone a dialogar con nuevas culturas y rasgos identitarios, apropiándose de manera muy particular de nuevas formas de ser y estar. La emigración de retorno o la cíclica permitiría un reencuentro con las raíces, con lo autóctono y por tanto un enriquecimiento del individuo, su familia y la sociedad en la que vive. El caso Cuba, que cuenta con tantos jóvenes emigrados por motivos de reunificación familiar, proyectos profesionales y/o búsqueda de mejores condiciones socioeconómicas, debe aprender a vivir esta experiencia en positivo y evitar posiciones críticas y rígidas que tienden a ver un enemigo allí donde hay tantas posibilidades de crecimiento, no solo para familias o sujetos individuales, sino para la concreción de proyectos sociales y económicos que pudieran insertarse armónicamente en el nuevo contexto político y económico que vive nuestro país.

Dinella Alicia Valdés Martínez (G3)
dijo:

1. Los procesos migratorios sea por migración interna o externa, es un movimiento de población más allá de las fronteras territoriales, definidas dentro y fuera del país. La emigración como fenómeno social aparece en la historia de Cuba a fines del siglo XIX. A partir del triunfo de la Revolución aumenta el flujo migratorio a EEUU, los actuales países receptores son: EEUU, España, Italia, Canadá y México.
Existe una presencia creciente de jóvenes en los flujos migratorios, condicionada por las políticas de atracción de mejores condiciones de calidad de vida. Según el estudio de (Martín, C. 2000-2016), muchos de los jóvenes emigran por una situación económica desfavorable, por reunificación familiar, inconformidad con las políticas establecidas por el Estado, porque han presentado inadaptación o han sido objeto de rechazo social y por incertidumbre. Una investigación realizada por el CESJ expone que casi la mitad de los jóvenes tienen algún familiar emigrado, de ellos el 78% mantiene relaciones; la influencia de las relaciones de parentesco en el potencial migratorio es mayor para quienes pretenden vivir definitiva o temporalmente en otro país.
Desde mi percepción como joven y psicóloga considero que en muchas ocasiones se emigra por búsqueda de oportunidades que permitan un mejor desarrollo monetario. Es importante la creación de políticas que incluyan a las jóvenes generaciones teniendo en cuenta sus características. El país debería evaluar la posibilidad de incluir en sus actividades por cuenta propia otros negocios de emprendimiento que permitiría una amplia gama de posibilidades para la juventud.
La pandemia COVID 19 nos azota hace ya más de un año y ha traído un mayor debilitamiento de la economía del país, un recrudecimiento del bloqueo, que ha causado el aumento de jóvenes con aspiraciones de abandonar nuestra isla. Se han creado campañas a través de las redes sociales que provocan el descontento de la población. No obstante todos los procesos migratorios se han complejizado por la crítica situación a nivel mundial.
2. Los migrantes que vienen de retorno hacia el país, en muchas ocasiones, tienen como objetivo adquirir nuevamente la ciudadanía para acogerse a las bondades del sistema. He visto casos de personas que retornan a nuestras tierras porque fueron acusados de delitos, siendo Cuba el escape de sus problemas. Algunos realizan campañas de contrarrevolución e inciden en las poblaciones más jóvenes para modificar sus creencias políticas. Emprenden negocios con las finanzas que alcanzaron de los países donde estuvieron, vinculándose de cierta forma al desarrollo económico del país. Considero que se debe seguir manteniendo una vigilancia hacia este personal por parte del órgano de la seguridad del estado para conocer las causas reales de por qué regresan. Creo que pudieran estar en cualquier actividad siempre y cuando existan las buenas intenciones de colaborar con la unidad y prosperidad del pueblo cubano.

Liliana peña.Cisneros
dijo:

1-La pandemia desborda los impactos sobre los seres humanos, sin hacer distinción de clases y estratos sociales, ni países desarrollados o no, para afectar de manera definitivo las relaciones económicas y políticas internacionales, aumentado las brechas entre pobres y ricos, ya sea dentro de las fronteras nacionales o en el escenario de las relaciones internacionales. La economía mundial ha recibido un fuerte e inesperado impacto negativo, que, aunque toca a casi todos los miembros de la comunidad internacional, las propias desigualdades estructurales, regionales y nacionales vigentes, hacen que estas mismas desigualdades se reproduzcan dramáticamente. La incertidumbre ante la permanencia de la pandemia, marcada por ineficiencia de su control y los rebrotes que se producen en muchos países a partir del retorno a una determinada normalidad, evidencian que se está en un mundo que enfrenta múltiples amenazas. Desde las de salud, que atentan contra la existencia humana, hasta las que se recrudecen en el plano económico, político, social y medio ambiental, que en definitiva también amenazan a lo más preciado del planeta, su población .Nuestro país a partir de contar con un sistema de salud de reconocida profesionalidad, excelencia y alta eficiencia, también está siendo golpeada por esta situación. En mi opinión creo que existen varias causas como la reunificación familiar y la posibilidad de contratos laborales donde la remuneración es mucho mayor, pero sin lugar a duda el principal motivo de emigración de los jóvenes es la situación económica vigente en el país. Los jóvenes deciden irse en busca de independencia, de estabilidad económica, de poder viajar y conocer otras partes del mundo y en nuestro país es muy difícil lograr estas cuestiones. También es cierto que la pandemia ha afectado hasta los países más desarrollados(los llamados primer mundo), pero esta pequeña isla tiene un bloqueo recrudecedor diario donde se nos dificultan aún más las cosas.
2-Creo que la migración de retorno tiene como características que puede ser forzada o voluntaria, definitiva o temporal, que es multicausal. Considero que lo primero es que tienen derecho de retornar siempre y cuando no hayan puesto en riesgo los ideales y la soberanía del país ,La mayoría de los retornos son coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria –algunos incluso establecen negocios-, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional. Debemos ver como oportunidades de trabajo estas personas que vuelven, quizás con un capital para invertir y generar ganancias al país y brindar empleos.

Yisell Aguilar Pino (G-2)
dijo:

1-Las principales causas de emigración considero que se realizan para mejorar en el plano económico, siendo notable la feminización de la migración (la cuales se van de su lugar de origen para buscar un “futuro mejor”). Igualmente se produce la emigración por la reunificación familiar (salir del país para visitar a aquel familiar querido que se asentó en un país diferente al suyo y que estimula la emigración definitiva). Se ha incrementado la aspiración de conocer diferentes culturas y formarse profesionalmente en otro contexto en las poblaciones juveniles, por lo que ha aumentado considerablemente la opción de la emigración temporal.

La Covid-19 tuvo un impacto significativo en diferentes áreas: economía, educación, salud, política, etc. Sin duda, aquellos familiares que no pudieron reencontrarse en el momento estipulado debido al cierre de los aeropuerto conllevó a que se incrementara la nostalgia, la preocupación y el malestar desde la distancia. Esta etapa ha sido frustrante para muchos, porque tenían sus planes de viaje laboral, estudiantil, vacacional, unión familiar y las situación impidió que se llevaran a cabo. Sin embargo, vivimos en una era tecnológica que nos permite mantenernos conectados y eso fue algo contribuyó a fortalecer los lazos entre los familiares y amigos, permitió que padres e hijos mejoraran sus relaciones hablando todos los días, compartiendo experiencias juntos e involucrándose en la vida del otro.

2-Considero que la migración de retorno implica una entrada económica garantizada al país, puesto que la mayoría de los que retornan traen productos, ya sea para sus familiares, amigos o para la comercialización, que deben pagar en el aeropuerto. Las personas que retornan, aún así tengan un trabajo en el exterior, vuelven a su país de origen a ver a sus familiares, a tratarse problemas de salud porque confían en las acciones del sistema de salud pública en Cuba, a vacacionar porque el clima siempre será el de su preferencia, a invertir en negocios o controlarlo. Aquellos que han retornado mantienen principios y valores vinculados con su país que les impide quedarse en uno extraño más allá del tiempo estipulado. Igualmente, hay quienes retornan porque no se adaptan a su nueva vida en el exterior y deciden volver a las condiciones que le brindan estabilidad y bienestar.

La migración de retorno constituye un reto y un proceso a potenciar, ya que cada vez es mayor la cantidad de jóvenes que deciden hacer su vida en otro país porque lo ven como una oportunidad para mejorar su vida y la de sus familiares que residen en Cuba. Para realizar acciones favorables en función del retorno, primero se deberían llevar a cabo acciones en el país que fortalezcan los lazos de las nuevas generaciones con su país de origen.

Yunierkys Alfonso Moreno, G3
dijo:

1.  La migración como proceso es un fenómeno multicausal donde intervienen factores económicos, políticos, sociales, jurídicos, familiares, psicológicos y culturales. En la actualidad, considero que las causas de las emigraciones de las juventudes en Cuba también son diversas donde juegan un papel importante las redes sociales y el acceso al Internet ya que muestran todas las posibilidades de consumo cultural, esparcimiento y recreación, superación profesional, condiciones de vida y tenencia de bienes y servicios dados por las posibilidades existen en el contexto mundial. La emigración en los jóvenes cubanos se da como un proceso que ofrece la posibilidad de elegir las experiencias que desean incorporarle a su vida. Otra de las causas que actúan en este proceso es la unión familiar por lo que existen no solo motivaciones económicas, sino también deseos de reunificación familiar. Muchos hogares se han visto afectados por el desmembramiento de familias donde la separación de los padres, por implicaciones migratorias, impulsa la necesidad de los demás miembros a rehacer su convivencia, preferentemente en otros países, donde, aparentemente, existen mejores condiciones de vida. Además, se describe la emigración internacional en jóvenes cubanos como alternativa para la superación profesional y laboral. Otras de las casusas que impulsan este fenómeno en poblaciones juveniles es el deseo de realización profesional en escenarios mejor remunerados. Sin embargo, como tendencia general, las dificultades económicas, basadas en la no satisfacción de las expectativas de desarrollo de los jóvenes, inclinan la balanza hacia la emigración definitiva, esta regularidad se ha visto reforzada y estimulada por la influencia creciente de las redes sociales y el internet, fenómeno que se ha incrementado al acompañarse de campañas políticas y mediáticas de los detractores de la revolución cubana.
El impacto que la COVID-19 ha provocado en la sociedad es innegable. Durante la pandemia, el flujo migratorio se ha visto afectado por el cierre de muchas fronteras, por el aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras. Sin embargo, también se incrementa la necesidad de salir del país como vía para satisfacer las necesidades económicas, las cuales se han hecho más intensas a partir de la propagación de la enfermedad.
2-La migración de retorno no es más que el regreso al país de origen, ya sea temporal o definitivamente. Considero que en nuestro país, este proceso se debe a la necesidad de recuperación de la ciudadanía para aprovechar los derechos de todo ciudadano cubano relacionadas con las oportunidades que ha brindado el gobierno con la admisión de propiedad privada y el trabajo por cuenta propia donde los cubanos emigrados que logran adquirir un capital económico en otros países, en ocasiones deciden desarrollarlo en Cuba para estar cerca de su familia y del contexto social que conocen lo cual constituye un aporte económico, no solo para la persona y su familia, sino también para el país. Además, algunos que retornan temporalmente lo hacen para vacacionar, lo cual también es una importante fuente de ingresos económicos para el país a través del sector del turismo.Proponerle posibilidades de empleo a quienes retornen a Cuba, luego de estancias en otros territorios, puede ser útil las nuevas visiones, formas de hacer, habilidades o perspectivas que no hayan sido valoradas con anterioridad por miembros de las instituciones.

Anay Lorenzo G-1
dijo:

1-Las causas principales que conducen a la emigración de un país están asociadas al orden político y la situación económica. En cuba los factores económicos, políticos y sociales, han estado presentes en los procesos migratorios externos de Cuba, con particular énfasis en los momentos de crisis de las relaciones económicas, base de la búsqueda de nuevos horizontes y posibilidades. Las poblaciones mas jóvenes de nuestro país cuando emigran van en busca de una mejora económica y vital, con nuevos espacios laborales e ingresos. Otras causas se asocian a becas académicas, matrimonios con extranjeros, reunificación familiar o visitas personales de las que no se regresa. La pandemia ha tenido un impacto relevante en cada uno de estos procesos, con el cierre de las fronteras, el flujo migratorio se ha reducido, y esto ha provocando que muchos ciudadanos migrantes no puedan regresar a su país de origen porque no coinciden las aperturas de las fronteras y los vuelos se han visto reducidos en gran manera. La reducción de empleos y los frecuentes despidos laborales han sido otros de los procesos con mayor repercusión en la economía, debido a las medidas de cierre de negocios para evitar los contagios masivos, en consecuencia con lo antes mencionado las ayudas familiares desde el exterior para sufragar gastos cotidianos han disminuido considerablemente.
2- La migración de retorno a cuba se entiende como la decisión de retornar al país de origen de una manera temporal o permanente. Con la llegada de esta decisión llegaron a nuestro país nuevas esperanzas y oportunidades para los emigrados que ansiaban nuevamente regresar y poder invertir su capital adquirido en el exterior, beneficiando no solo a la persona y su familia sino el desarrollo de nuestra economía. Por otro lado, constituyó una vía de acercamiento a la familia, amigos y a la cultura de nuestro país que es única. Muchos regresan cuando tienen una edad avanzada con el propósito de descansar y disfrutar del sistema de salud gratuito que brinda nuestra nación.

Elena María Benítez Guzmán. G2
dijo:

Módulo 8
Elena María Benítez Guzmán. G2
Respuestas
La juventud es un factor clave para la emigración, ya que, por sus condiciones físicas y psicológicas, se encuentran en mejores situaciones para adaptarse, al país donde han emigrado. Este es un fenómeno que tiene que ver con los contextos económicos, políticos y sociales. Desde los contextos sociales en primer término lo establece, el derecho que tiene toda persona propiamente de elegir las experiencias en el campo internacional, conocer el mundo; de todos es sabido las limitaciones que se encuentran aquí para este propósito, las condiciones económicas de los países y el deseo de mejoras desde este punto. Otra muy relacionada es la realización profesional y personal, dirigen el deseo de emigración definitiva de los jóvenes. Pero la reunificación familiar es la causa fundamental de la emigración, constituye además un factor cultural pues para el cubano la familia juega un papel fundamental. La covd-19 los envuelve en una situación desconcertante, desconocida y de incertidumbre producto del aislamiento y el cierre de fronteras que impacta sobre los procesos migratorios y acuerdos entre los diferentes países y la frustración de los proyectos inmediatos de los jóvenes
La migración de retorno también es un proceso que se encuentra relacionado con el capital económico que hayan logrado adquirir para invertir en el país de origen y las posibilidades reales como por ejemplo las oportunidades que se han abierto en el proceso de recontextualización del modelo económico cubano. Otros retornos se siguen haciendo de manera temporal fundamentalmente determinado por los deseos de reunificación familiar. También existen otras causales como la culminación de estudios o contratos de trabajos para ejercer su profesión desde una posición económica más favorable.

Taxyanet Rivera Fernández Grupo3
dijo:

1-¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la Covid-19. La emigración cubana ha tenido un carácter multicausal determinada por factores económicos,políticos y en cierta medida por la reunificación familiar. Atendiendo a la combinación de factores y componentes a nivel macro, microsocial e individual que intervienen en el proceso migratorio,la migración es un fenómeno que se produce en permanente interrelación entre lo personal y lo social. Este fenómeno responde a la necesidad del hombre de desplazarse de un lugar a otro en búsqueda de mejores condiciones de vida.Considero que las causas actuales de la migración de los jóvenes está condicionada por la necesidad de superarse profesionalmente en escenearios mejor remunerados , en otros casos es para la reunificación familiar. La Covid-19 ha propiciado una desestructuración de la vida cotidiana de cada individuo, la ruptura de los referentes del sentido común nos ha tomado por sorpresa y emergen situaciones emocionales negativas algunas veces asociadas a las redes sociales. Al encontrarse ante una situación desconocida generando incertidumbre , miedos y preocupaciones y en un contexto social diferente,lejos de los familiares viendo además que ha afectado la situación laboral de las personas dejándolas desempleadas en muchos casos , también preocupaciones por la salud personal que se va agravando por la inseguridad generada por la pandemia estando fuera del país. 2-¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba?¿Cómo se la representan?Qué características tienen?¿Cómo pudiera vincularse al desarrollo del país? Las principales causas de la migración de retorno a Cuba es para el reencuentro con los familiares, también se encuentran aquellas personas que estan movilizadas por la superación profesional que una vez terminado el plazo de estudios en otro país regresan con ansias para ejercer su profesión con una mayor preparación y una mejor situación económica decidiendo unos invertir y aportar desde otros contextos a la economía de su familia y de su país. Existen otras personas que vienen al país de vacaciones y invierten su capital en las diferentes ofertas que nos ofrece el turismo , de esta manera potencian el desarrollo económico de Cuba. La actual pandemia de la Covid-19 es otra de las causas por la que algunas personas deciden retornar a su territorio, ya que al ser una enfermedad desconocida que genera miedos e incertidumbre estando en un país extrajero , con un sistema de salud diferente ,encontrarse lejos de sus seres queridos provocando deseos de volver a sus raíces de origen.

Heidy Ramos Fundora grupo 1
dijo:

1. Considero que las principales causas de emigración principalmente de la población juvenil cubana, son académicas y profesionales (dadas por la posibilidad de obtener trabajos con una retribución económica más elevada, así como por ventajas comparativas de la inserción laboral y socioeconómicas, entre las sociedades de destino y origen), económicas (dadas fundamentalmente por la aspiración de mejorar sus estilos y condiciones de vida) y la reunificación familiar.
Según mi opinión, la causa principal de la emigración juvenil está dada por la satisfacción de su necesidad económica (pudiendo existir otros motivos que llevan a esta toma de decisión por parte de dicho sector poblacional). Donde sus principales motivaciones no solo se reducen a una mejora en cuanto a las condiciones de vida, sino también en proporcionarles a sus familiares un apoyo y ayuda económica, a través de las denominadas remesas.
El covid-19 ha tenido un impacto negativo en el proceso migratorio, principalmente por la situación internacional de crisis en los diferentes sectores (sanitario, económico, social y político). Como plantea Antonio Aja (2020) la covid-19 ha tenido un alcance global sobre la migración internacional, las políticas migratorias, sus restricciones y selectividad, donde la discriminación, la xenofobia y el racismo sustentan sus actuaciones y descargan su peso sobre quienes migran.
Con el propósito de frenar la cadena de trasmisión de dicha pandemia, se cerraron temporalmente las fronteras (donde no siempre coinciden la apertura de las fronteras entre un país y otro), se cancelaron y retrasaron los vuelos, trayendo aparejado un aumento en los controles migratorios y una mayor militarización en las fronteras.
Provocando además la covid-19 una gran repercusión en la económica, aumentando el desempleo, así como la reducción del empleo, siendo los emigrantes el sector poblacional más afectado.
2. Considero que la migración de retorno a Cuba, está dada por varios factores entre ellos la repatriación (con el objetivo de mantener los derechos de los ciudadanos cubanos, entre ellos, el servicio sanitario gratuito; por otro lado, el reencuentro con familiares y amigos), la apertura en el sector privado de la mediana y pequeña empresa, así como el disfrute de una vejez tranquila (a través del dinero acumulado y de los beneficios de ser ciudadano cubano) en el país.
Además, considero que otro sector poblacional que retorna al país son los intelectuales que migran con el propósito de mejores oportunidades de superación en universidades prestigiosas, que en algunos casos retornan al país para desempeñarse en su rama del conocimiento, con las nuevas herramientas, tecnicas e informaciones adquiridas representando un gran beneficio para el desarrollo económico e intelectual del país en las diversas ciencias.

Heidy Ramos Fundora grupo 1
dijo:

1. Considero que las principales causas de emigración principalmente de la población juvenil cubana, son académicas y profesionales (dadas por la posibilidad de obtener trabajos con una retribución económica más elevada, así como por ventajas comparativas de la inserción laboral y socioeconómicas, entre las sociedades de destino y origen), económicas (dadas fundamentalmente por la aspiración de mejorar sus estilos y condiciones de vida) y la reunificación familiar.
Según mi opinión, la causa principal de la emigración juvenil está dada por la satisfacción de su necesidad económica (pudiendo existir otros motivos que llevan a esta toma de decisión por parte de dicho sector poblacional). Donde sus principales motivaciones no solo se reducen a una mejora en cuanto a las condiciones de vida, sino también en proporcionarles a sus familiares un apoyo y ayuda económica, a través de las denominadas remesas.
El covid-19 ha tenido un impacto negativo en el proceso migratorio, principalmente por la situación internacional de crisis en los diferentes sectores (sanitario, económico, social y político). Como plantea Antonio Aja (2020) la covid-19 ha tenido un alcance global sobre la migración internacional, las políticas migratorias, sus restricciones y selectividad, donde la discriminación, la xenofobia y el racismo sustentan sus actuaciones y descargan su peso sobre quienes migran.
Con el propósito de frenar la cadena de trasmisión de dicha pandemia, se cerraron temporalmente las fronteras (donde no siempre coinciden la apertura de las fronteras entre un país y otro), se cancelaron y retrasaron los vuelos, trayendo aparejado un aumento en los controles migratorios y una mayor militarización en las fronteras.
Provocando además la covid-19 una gran repercusión en la económica, aumentando el desempleo, así como la reducción del empleo, siendo los emigrantes el sector poblacional más afectado.
2. Considero que la migración de retorno a Cuba, está dada por varios factores entre ellos la repatriación (con el objetivo de mantener los derechos de los ciudadanos cubanos, entre ellos, el servicio sanitario gratuito; por otro lado, el reencuentro con familiares y amigos), la apertura en el sector privado de la mediana y pequeña empresa, así como el disfrute de una vejez tranquila (a través del dinero acumulado y de los beneficios de ser ciudadano cubano) en el país.
Además, considero que otro sector poblacional que retorna al país son los intelectuales que migran con el propósito de mejores oportunidades de superación en universidades prestigiosas, que en algunos casos retornan al país para desempeñarse en su rama del conocimiento, con las nuevas herramientas, tecnicas e informaciones adquiridas representando un gran beneficio para el desarrollo económico e intelectual del país en las diversas ciencias.

Yumisleydis Salgado G1
dijo:

Yumisleydis Salgado Facundo (G1)
yumisleydis.salgado@nauta.cu
1-Existen diversas causas de la emigración de jóvenes en nuestro país. Cuba tiene una importante historia migratoria, elemento que influye en el comportamiento actual de este proceso, el cual guarda estrecha relación entre la emigración juvenil y estrategias familiares, la familia en su rol de agente impulsor, aspectos que según autores no ha sido abordado en profundidad y de alguna manera expondré mi punto de vista.
Considero que el factor económico es la principal causa, a través de los años la Revolución cubana ha logrado aplicar políticas sociales en beneficio del pueblo, la educación y la salud son los principales pilares, sin embargo el asedio de la política anticubana y el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba ha afectado grandemente la economía, lo cual ha impactado directamente en la población, motivo por el cual las personas emigran hacia otros países, específicamente a EE. UU.
La juventud es precisamente la etapa donde se consolidan los proyectos identitarios y los proyectos de vida, sobre la base de lo aprendido en el seno familiar y sus aspiraciones futuras producto de la de formación adquirida. Cada familia posee determinados recursos materiales, intelectuales y afectivos para enfrentar las contradicciones que se le presenten al ser humano durante su existencia; cada una en particular asume formas específicas de contrarrestar los efectos producidos por las crisis que atentan contra su estabilidad en el ámbito de la sociedad, como respuesta ante determinadas situaciones, la familia implementa estrategias de diversa índole, entre las que sobresalen varias de tipo económico, con el objetivo de obtener mejores ingresos y elevar su nivel de vida socioeconómico así como el de sus familiares.
Otra de las causas es la reunificación familiar, es por eso que inicialmente se pone la mirada entre la emigración y las estrategias familiares, primeramente se establece con la intención de ayudar a la familia, luego la intención es establecer el reencuentro en el nuevo país.
El conocimiento de otras culturas y la realización profesional estimulan las visitas y la emigración temporal. Se ha duplicado el deseo de realización profesional en el potencial migratorio. Entre otras causas también se basan en la inconformidad política, el rechazo social y la incertidumbre.
En los tiempos de pandemia, debido a la situación a nivel mundial se ha generado un estado de incertidumbre, Cuba ha ido estableciendo paulatinamente el control e incluso cierre de las fronteras aéreas y marítimas, con la consecuente incidencia en el panorama migratorio externo, en la emigración y la población cubana que protagoniza un intenso flujo de salidas y entradas al país.
El alcance global de la COVID-19 sobre la migración internacional, las políticas migratorias, sus restricciones y selectividad, donde la discriminación, la xenofobia y el racismo sustentan sus actuaciones y descargan su peso sobre quienes migran ha alcanzado gran significación, el nivel de tensión ha incrementado, asociado a la situación económica que atraviesa el país.

2-La mayoría de los retornos son temporales, las personas que regresan lo hacen para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades que brinda el estado cubano, al amparo de la nueva legislación migratoria, algunos interesados en establecer negocios. Se evidencia de manera creciente el interés por obtener otras ciudadanías, ya sea para viajar a otros países o establecerse en los mismos.
Las crecientes visitas al país, el envío de remesas, y los procesos directos e indirectos de inversión en la economía cubana, con disímiles implicaciones para la sociedad cubana, no solo económicas, sino también sociales, culturales, políticas, entre otras pueden vincularse al desarrollo del país.

Yadira Pino Jauma G2
dijo:

Resp/1. Tal y como se ha trabajado en el espacio, el fenómeno de la emigración es multicausal y no debe ser comprendido de manera segmentada, sino a partir del análisis de las diversas condiciones en las que tiene lugar, y que inciden de manera más o menos directa en el mismo. En este sentido, se consideran factores de índole económica, política, social, jurídica, familiar, psicológica, cultural, etc. En el contexto cubano, la situación económica desfavorable constituye, actualmente, uno de los catalizadores fundamentales para la emigración, y que considero, predomina en la representación de los cubanos como tal. Este elemento es corroborado en estudios de Martín, (2000-2016) y además, es un factor que atraviesa todas las modalidades migratorias según investigaciones del Centro de Estudios sobre la Juventud (ENJ III y IV, 2007 y 2011), trabajadas en este espacio. Asimismo, pienso que la reunificación familiar goza, sino de igual connotación al factor económico, de una notable incidencia en los movimientos migratorios del país. Se pueden generar así, cadenas migratorias que atraviesan varias generaciones de cubanos y que, se vinculan a la modalidad de emigración definitiva principalmente (ENJ III y IV, 2007 y 2011). Por otro lado, creo que un fenómeno de significación a debatir con respecto a las causas de la emigración en el país, es el éxodo de jóvenes profesionales. Desde mi punto de vista, este es un tema de especial atención ya que, responde tanto a factores externos como internos. Ya sean las políticas de países desarrollados para atraer fuerza calificada, y/o la ausencia o dificultad de aplicación de determinadas políticas hacia estos sectores y que repercuten en sus condiciones de vida y trabajo, modelan este tipo de movimiento migratorio en el país (Aja, 2020). Se pierde de esta manera, el potencial calificado de fuerza de trabajo en el que se invierte tiempo y recursos valiosos. No obstante, ante la actual crisis epidemiológica que ha traído consigo modificaciones radicales de muchas de las esferas de la cotidianidad, el fenómeno migratorio ha sufrido importantes cambios. Según análisis de Aja (2020), estas afectaciones se derivan de las necesarias regulaciones que en materia de salud muchos países de destino han implementado y que regulan también el flujo migratorio hacia sus territorios; el costo de los boletos de transportación, el que ha aumentado considerablemente; los altos niveles de desempleo y que se pudiera vincular con la adaptación de los flujos migratorios a las necesidades de los mercados laborales; inestabilidad en la apertura y cierre de las fronteras en muchos países según comportamiento de la pandemia; aumento de la xenofobia y criminalización de los migrantes; reajuste y selectividad en las proyecciones de inmigración de países receptores, etc. Esta situación, potencia la condición de vulnerabilidad de los emigrantes, en especial de las mujeres, quienes en Cuba aportan mayormente al saldo migratorio (Rodríguez & Abizú-Campos, 2016). Ello puede contribuir al aumento de la incertidumbre, las probabilidades de ser víctimas de violencia, discriminación y precariedad en la vida de muchas de estas poblaciones, en especial cuando viven en condiciones de indocumentados. Además, es importante resaltar que el impacto de la COVID-19 en la emigración no se limita a la figura del emigrante. Muchas familias cubanas se han visto afectadas por la imposibilidad de ver a seres queridos, e incluso de recibir ayudas acostumbradas por la inestabilidad de los movimientos migratorios derivados de la situación de crisis que se vive a nivel mundial.
Resp/2. Considero que la migración de retorno a Cuba supone una alternativa y potencial fuente de actores en pos de la economía y el desarrollo del país. La actualidad de los movimientos migratorios en Cuba responde a la consolidación de la circularidad del fenómeno. Ello se vincula con la tendencia cada vez mayor a desplazamientos temporales para satisfacer necesidades económicas, realización de proyectos, etc., manteniendo la residencia en el país con garantía de movilidad y los beneficios sociales que de ello derivan (Martín & Bárcenas, 2015). En este escenario, son cada vez más los emigrantes que se repatrian en búsqueda de mantener los derechos que como ciudadano cubano puede disfrutar. El migrante de retorno puede suponer entonces, un posible inversor en las diversas formas que se han venido estructurando en el país en el sector privado. Estas inversiones no solo podrían manifestarse de esta manera directa, sino que a partir del envío de remesas a familiares u otros, se potencia la entrada de divisas en el país, operaciones que en los últimos tiempos han ganado un auge considerable. Al decir de Aja (2020), las inversiones directas e indirectas en la economía del país, los envíos de remesas y las crecientes visitas, tienen implicaciones que no se limitan a lo económico, sino que pueden influir desde lo social, cultural, político, etc. De esta manera, el vínculo transnacional con estas figuras podría posibilitar una fuente constante de intercambio y acceso a otras culturas y espacios, así como una puerta de entrada desde cualquier lugar del mundo a nuestra sociedad. En ello pasa a jugar un papel esencial el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la informatización de la sociedad en general. El trabajo en materia de políticas migratorias y de derechos de aquellos cubanos (tanto residentes en el exterior o en el país), constituye un aspecto vital en el desarrollo y actualización del país a las nuevas características de los movimientos migratorios, y que puede suponer la estructuración desde la legalidad de vínculos esenciales en materia, económica, social, cultural, política, etc.

Daidy Pérez Quintana (G-1)
dijo:

¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.

La emigración en nuestro país ha tenido un carácter multicausal, determinado fundamentalmente por factores económicos, políticos y la reunificación familiar, aunque los factores que inciden también en la emigración se han diversificado de manera creciente (Aja, 2009). A partir del estudio de diferentes investigaciones que se han realizado en nuestro país, una de las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba, es la búsqueda de mejoras económicas, para elevar el nivel de vida socioeconómico de ellos y sus familiares. La reunificación familiar es otro de los motivos. El acto de emigrar es asociado fundamentalmente a un cambio de vida, que aunque implica procesos de separación y se asumen riesgos, es realizada por el beneficio económico, que propiciará un aumento del nivel y de la calidad de vida.
En esta etapa del desarrollo psicológico los proyectos futuros y procesos identitarios se consolidan, por eso es que muchos jóvenes buscan satisfacer sus necesidaes individuales y poder realizar sus proyectos de vida en otros países. Muchos presentan insatisfacciones laborales, personales y familiares, por lo que las causas de la emigración no solo puede reducirse a la búsqueda de mejoras económicas, también deciden abandonar el país para realizarse profesionalmente, superarse o alcanzar determinadas metas relacionadas con su crecimiento educacional, profesional e independencia económica. En estudios realizados se observa que los jóvenes son el grupo etario que tiene más planes de emigrar, seguido por los adultos jóvenes, y esto se debe a que es precisamente en esta etapa donde además de las aspiraciones económicas y de superación, los proyectos profesionales y de creación de una familia propia dinamizan el comportamiento. Esto trae efectos negativos para la economía del país, principalmente la migración profesional, debido que los jóvenes constituyen la fuerza fundamental para acometer los planes de desarrollo económico y social.
Con la llegada de la pandemia, muchos proyectos han tenido que ser aplazados. Ha sido una situación desconocida y desconcertante para todos, fundamentalmente para los migrantes temporales y permanentes, quienes se han visto afectados por estar separados de sus familiares. La incetidumbre e inseguridad que provoca esta enfermedad y la preocupación por la salud y bienestar de los familiares que se encuentran lejos, ha provocado emociones negativas en estas personas.

¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?

Primeramente considero que el tema de la migración de retorno a Cuba debe ser más estudiado por las ciencias sociales. Según datos de la DIIE, hay un creciente número de cubanos que han vuelto a residir en Cuba y se encuentran entre los 17 y 59 años de edad. La mayoría regresa con el objetivo de recuperar la ciudadanía cubana, sus derechos como ciudadanos y obtener los beneficios que ofrece la nueva legislación migratoria. Algunos abren negocios enfocados en obtener ganancias del mercado inmobiliario y del turismo en el país, adquieren propiedades, etc. Esto último trae beneficios económicos no solo a la persona y sus familiares, sino también al país ya que le genera ingresos. Otras personas deciden estudiar, superarse profesionalmente y trabajar en otros países, para retornar a Cuba a vivir sus últimos años con la familia. Sin embargo, hay personas que no renuncian a vivir una buena parte del tiempo fuera del país.

Elizabeth Salgado Cabeza
dijo:

1 ¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.
La migración, es un proceso que transversaliza todos los grupos etarios de la población cubana. Sin embargo, en los últimos años, en virtud de las políticas encaminadas a promover la recepción de fuerza de trabajo capacitada y de realización de estudios de postgrado, estipuladas desde países europeos y norteamericanos; la juventud ha sido protagonista de este fenómeno social. La ampliación de las oportunidades laborales, formativas, investigativas, de colaboración con las regiones antes mencionadas han marcado un cambio en la dinámica migratoria joven. Las pautas seguidas desde la década del 90, están matizadas, en cambio, por la diversificación los destinos y la creación de mayores oportunidades de movilidad internacional.
Considero que las causas actuales de la migración, en poblaciones juveniles cubanas responden (aunque acá no establezco un orden jerárquico entre los indicadores mencionados) a la búsqueda de mejoras económicas, la superación profesional, la obtención de mejores oportunidades laborales, la reunificación familiar y la intención de garantizar el apoyo económico a la familia en Cuba, por medio de remesas u otras ayudas.
La pandemia de la Covid, por su parte, ha impactado considerablemente sobre los procesos migratorios. Su trascendencia, desde mi criterio, se resume en dos aristas fundamentales: la exacerbación de las carencias económicas, en detrimento de las economías familiares y personales, como respuesta a la crisis mundial. Esto posiciona al joven ante la migración como una alternativa económica. Por otro lado, también la pandemia ha impuesto la necesidad de posponer planes en este sentido, por los cierres de fronteras internacionales y la complicada situación epidemiológica en diversos puntos del orbe.
2 ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
La migración de retorno a Cuba, es un derecho de nuestros ciudadanos. Los migrantes temporales o permanentes tienen la oportunidad de regresar a su tierra con las garantías jurídicas que le otorgan su condición de cubano. Este es un fenómeno complejo y multifactorial. En términos de representaciones sociales, creo que son los estudiantes que cursan postgrados internacionales, los trabajadores que se encuentran en contratos de trabajo en el exterior y los emigrantes repatriados (en su mayoría adultos mayores) los más accesibles a la memoria. Considero que este “retorno” ha de ser evaluado como un potencial impulso al desarrollo del país. Esto se traduce en oportunidades de aprovechar sus conocimientos científicos, técnicos y sus experiencias como generadores de transformaciones en la dinámica laboral, por incorporar nuevas formas de hacer, foráneas, y adecuarlas atinadamente a nuestra realidad. Además, pueden ser potenciales inversores en el sector privado de la economía, lo que inyecta capital a esta forma de gestión y asegura su continuidad. Igualmente, pueden ser promotores de proyectos de emprendimiento, como alternativas laborales, al tiempo que incorporan conocimientos actualizados en esta área. Este vínculo indirecto con el contexto internacional, nos proporciona un mejor posicionamiento, en un mundo globalizado.

Alberto Carballo (Grupo 2)
dijo:

1. En mi opinión la causa fundamental de la emigración de las juventudes cubanas, aunque no la única, es índole económica. Esta a su vez se entremezcla con otras como la reunificación familiar o la satisfacción profesional y personal en lo que respecta a proyectos futuros del joven. En ocasiones emigrar se presenta como una alternativa para lograr un mejor posicionamiento económico por las posibilidades que el joven cree que tiene en otro país de obtener las ganancias monetarias que en Cuba no; a la vez, satisfacer otras como la construcción o tenencia de una vivencia personal o para la familia. Para el joven que sale porque posee a sus familiares lejos, el destino esperado es reencontrarse y compartir con estos de una manera en que la distancia física no lo permite. En cuanto a los planes de superación profesional, emigrar puede ser una alternativa para ejercer una profesión más atractiva o la misma que en el contexto cubano, lo que mejor remunerada. También está la posibilidad de hacerlo para cursar determinados estudios en el extranjero, siendo muy común, al menos entre personas que conozco, irse a cursar una beca de posgrado y posteriormente encontrar la forma de quedarse en el país en que es recibido. En cuanto a la satisfacción personal, emigrar se presenta como una perspectiva para viajar a otros países, conocer otras regiones y culturas, e incluso consumir elementos propios de dicha cultura o de la sociedad, fundamentalmente consumista, en la que acaba. Con las medidas impuestas para disminuir el impacto de la pandemia de la COVID-19 el número de emigrantes ha disminuido. Han quedado pospuestos muchos vuelos, así como los procesos de trámites necesarios para muchos casos de emigración, ya sea por reunificación familiar, beca u otra. También, muchas personas se han quedado varadas en un tercer país. Con esto se han visto aplazados los planes futuros de no pocos jóvenes.

2. En mi opinión la migración de retorno a Cuba es una opción totalmente válida para aquel que lo desee, excepto en los casos que la ley lo impida. Me la represento como una decisión difícil, personal o familiar, de regresar a Cuba ante el no cumplimiento de las expectativas en el país en que el inmigrante es recibido, tras salir de aquí. Creo que está condicionada por motivos psicosociales, culturales y estructurales que dificultan la adaptación y el bienestar pleno del inmigrante. En tal sentido, puede decidirse a retornar ante el rechazo y los malos tratos de los locales por su presencia en el país de destino, por la imposibilidad de hallar un empleo que se corresponda con determinados estándares aspirados o por sentirse extraño ante una cultura que no es la que lo vio nacer y desarrollarse determinada parte de su vida. Una vez ha regresado, en nuestro caso en particular a Cuba, también puede encontrar motivos de insatisfacción en su vida diaria como los prejuicios de las personas de aquí, por no poseer propiedades en territorio nacional tras venderlas para salir del país o no tener garantizado un puesto de trabajo semejante al que ocupaba antes. La migración de retorno en el desarrollo del país puede ocupar un lugar esencial en tanto se creen políticas y programas destinados a la reinserción de las personas que regresan. En el caso de los jóvenes, la migración de retorno implica recuperar parte de ese grupo etario que al irse condiciona que nuestra población esté más envejecida, con lo cual se puede recuperar una fuerza de trabajo importante a la vez que las perspectivas de reproducción y tasas de natalidad aumentan.

Yarismilka Mora Vargas G2
dijo:

1- Coincido con autores que destacan que históricamente la emigración cubana ha tenido un carácter multicausal, determinado por factores económicos, políticos y la reunificación familiar entre los fundamentales que han propiciado ese éxodo durante los últimos más de cincuenta años. Los jóvenes a través de la historia han sido protagonistas de las generaciones más revolucionarias y cambiantes. En nuestros días, responden a una identidad sociocultural cada vez más homogeneizada y globalizada, y son atraídos por la necesidad de implementación de estrategias o proyectos de vida que se vislumbran como solución a sus problemas o frustraciones, teniendo en cuenta que la juventud es precisamente la etapa en que se consolidan procesos identitarios y proyectos de vida, donde existen determinadas características que distinguen a este grupo etario, como la intrepidez, el ímpetu, el espíritu emprendedor, la menor resistencia al cambio en comparación con las personas de edades más avanzadas –entre otras muchas–, unido a un contexto social y familiar que lo condiciona, hacen a los jóvenes más proclives a emprender nuevos caminos en busca de satisfacer determinadas necesidades individuales, en pos de la realización de sus proyectos de vida, o de la satisfacción de necesidades y expectativas colectivas del grupo familiar. En este aspecto creo oportuno destacar que la familia como agente primario de socialización es encargada de proveer al individuo de conocimientos, valores éticos y morales, costumbres, tradiciones, ideales, normas de conducta, contradicciones y otros elementos culturales de la sociedad, por tratarse también de una unidad histórica. Actualmente con la COVID – 19, las familias atravesadas por las migraciones internacionales viven procesos emocionales difíciles por la distancia que existe entre los territorios de diferentes países donde residen, pero durante la pandemia se agrava y se extiende, dado que en estos momentos el distanciamiento físico en las relaciones interpersonales se demanda para todas las familias, con y sin parientes emigrados donde se evidencian miedos, angustia y ansiedad por la incertidumbre y el temor al contagio de familiares que viven en diferentes países y no pueden dejar de trabajar; Frustración por tener que posponer los viajes de visita al exterior y de regreso a Cuba; Nuevas decisiones de retornar al país, cuando se pueda, por confianza en sistema de salud cubano; Desesperanza asociada a cubanos varados fuera de la Isla; Incertidumbre temporal ante los planes de reunificación familiar y la tristeza que esto genera; Expectativas de movimiento migratorio insatisfechas y la emergencia, de la necesidad sentida de la comunicación familiar cara a cara.

2- Entre los cambios realizados a la política migratoria cubana estuvo la introducción del retorno, que es el movimiento de una persona que luego de emigrar retorna a su país de origen, casi siempre por reunificación familiar, o una vez alcanzado el nivel económico deseado deciden volver al país, o quizás para disfrutar de las ventajas que brinda la Isla como es el caso de una educación y sistema de salud gratuito solo por citar un ejemplo. Una vez que es aprobado el retorno, se vuelve activa la ciudadanía con la cancelación de su residencia temporal o permanente en el exterior y le son restituidos todos los derechos constitucionales con el ejercicio previsto en la ley, sin distinción con aquellos que no han perdido su residencia. Un aspecto importante cuando se habla de este tema es la reintegración de la persona a su nuevo medio, que debe ser lo más tranquila y sin dificultades posible, sin conflicto con sus familiares y el resto de la sociedad así como la reintegración económica, la cual le brinda la posibilidad de insertarse como sujeto al sistema socioeconómico, debiéndose sostener entre sus prioridades insertarse en post del desarrollo económico del país. La presente resolución representa un paso positivo en la constitución del ordenamiento jurídico cubano y para el Estado socialista que tiene como principio la legalidad, al juridificarse una figura que se hallaba en los predios de la práctica administrativa, con cuestiones positivas como la determinación clara y amplia.

Arlety Pacheco G1
dijo:

1.Para evaluar y conocer las causas del proceso migratorio cubano es necesario tener en cuenta que Cuba no se ubica entre los países que más aportan migrantes en las cifras de los flujos migratorios internacionales y que fue un país receptor de migrantes hasta principios del siglo XX y desde los años 30 hasta la actualidad es un país emisor. Con el triunfo de la Revolución aumenta el flujo migratorio a EEUU, cambian las fuentes sociales tradicionales y se politiza el proceso migratorio externo que se mantiene hasta nuestra actualidad. Las tensas relaciones entre Cuba y EEUU marcan hitos de ruptura y continuidad en las políticas migratorias de ambos países. Nuestro país no ocupa los primeros lugares entre los países con más población de migrantes de América Latina y del Caribe, pero comparte tendencias similares en la región, sus diferencias están determinadas por factores históricos, económicos, culturales, psicosociales y geopolíticos, entre otros.
Mientras que, con el gobierno de Obama se logran la apertura de las embajadas y restablecen relaciones entre Cuba y EEUU, con la llegada de Trump esto se retrocede en este vínculo, se desmorona y se agudizan las restricciones contra la isla y las limitaciones a los vínculos migratorios. Se ha incrementado la migración irregular de cubanos en los intentos por llegar a EEUU, a causa de la percepción que prevalece de que, una vez que logran llegar a la frontera, pueden entrar y quedarse.
Considero que actualmente este fenómeno se da en busca de mejoras económicas y contextos sociopolíticos diferentes, movidos por las expectativas de realización personal y proyectos de vida, así como por motivos de asuntos particulares y negocios.
En los últimos años se denota gran migración calificada y de profesionales a partir de factores externos o políticas de atracción a ciertas categorías de profesionales diseñadas desde países desarrollados como Estados Unidos, Canadá y algunos del Sur.
Los datos muestran que más de 447 000 cubanos están temporalmente en el exterior ante la crisis de la COVID-19, de ellos, 55% por más de 6 meses y una parte se quedaron varadas por el cierre de fronteras.
El impacto de la COVID-19 ha generado una nueva situación internacional de crisis sanitaria, económica, social y política que impacta a los movimientos migratorios internacionales y ratifica a la migración como un problema multidimensional, común para sociedades receptoras, emisoras y de tránsito. El alcance global de este virus sobre la migración, las políticas migratorias, sus restricciones y selectividad, también agudiza la discriminación, la xenofobia y el racismo sobre quienes migran.
2.Tanto los desplazamientos temporales, la circularidad migratoria y el retorno evidencian una población migrante que podría ser parte del desarrollo económico, social y territorial del país.
Diversas dinámicas continúan conformando el escenario migratorio cubano, donde se articulan migraciones internas, intrarregionales e internacionales. El retorno, ya sea definitivo o temporal, es una práctica a la que se acogen un gran número de migrantes, con predominio de la temporalidad y posteriores salidas, lo que enfatiza la tendencia a la circularidad del proceso migratorio. No obstante, representan un potencial de difícil estimación, que debe ser estudiado y evaluadas sus múltiples implicaciones sociales y demográficas para el país, tomando en consideración el año de salida de Cuba, lugar de origen y de salida del país, grupos de edades, así como lugares de asentamiento en el exterior. La mayoría de esos retornos son coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para activar sus derechos como ciudadanos cubanos y acogerse a las oportunidades de conservación de derechos de propiedad, entre otros, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria, algunos incluso establecen negocios; poco después salen nuevamente y protagonizan una migración más bien de tipo circular.
Resulta interesante que, quienes salieron después de 2013 están pendientes de regresar antes de cumplir los 24 meses para mantener su residencia y por ello retornan, sin embargo, durante la pandemia el gobierno cubano extendió este requisito y las restricciones de viajar al país. Por otra parte, los estudiantes que están cursando posgrados o estancias de investigación esperan ansiosos por regresar.
Actores claves en el proceso migratorio externo cubano serán las redes, las cuales desempeñan un rol significativo en el estímulo y apoyo a la emigración y su posterior inserción, algo evidenciado poderosamente en las crecientes visitas al país, el envío de remesas y los procesos directos, y sobre todo indirectos, de inversión en la economía cubana, a la vez que aparecen nuevas y cada vez más diversas expresiones de transnacionalismo entre los migrantes. Es necesario instituir mecanismos para propiciar “remesas productivas” que aporten capital de inversión y retorno a los que las colocan y a sus familiares. También, diseñar una política para captar inversiones de cubanos residentes en el exterior, sean permanentes o temporales, estableciendo las normativas para ello; hacer énfasis en la transferencia de conocimiento tecnológico y en la apertura de nuevos mercados. Es necesario utilizar de manera más efectiva el posible capital cultural o talento de los emigrados en función del desarrollo socioeconómico de Cuba.

Merlin Puñales G1
dijo:

1. La migración en Cuba es predominantemente por causas económicas y familiares, lo que durante la pandemia de la Covid-19 se ha multiplicado a raíz del recrudecimiento del bloque económico contra Cuba y la drástica disminución de las exportaciones e importaciones. Las carencias económicas han aumentado exponencialmente y también la visión de que la solución a estas carencias se centra en las estrategias familiares y en la emigración del país. Otro motivo real por el que emigran los jóvenes cubanos actualmente, en especial los profesionales, es para obtener empleos con remuneraciones acorde a su nivel de estudios.
2. Considero que la apertura del trabajo por cuenta propia resignificó el vivir en Cuba, luego se sucedió una época de bonanza en las relaciones con os Estados Unidos, lo que amplió las perspectivas de las PYME y favoreció que un sector de los migrantes cubanos, pudieran regresar a nuestro país e invertir en negocios que le permitieran vivir una vida acomodada en su país natal, con sus seres queridos y aprovechando los beneficios de la Revolución (Educación, Salud Pública, Seguridad, entre otros)

Yamilè Acosta
dijo:

Yamilé Acosta Montenegro (G.1) yam870502@gmail.com
1. La migración es un proceso complejo, multicausal; que responde a una diversidad de condiciones económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas, culturales y tiene costos psicosociales. Entre las causas que conllevan que los jóvenes cubanos migren encontramos diversas razones. Entre ellas encontramos motivos de tipo económico; pues muchos deciden desplazarse con el objetivo de mejorar las condiciones de vida, porque se sienten insatisfechos con los salarios y encuentran en esta vía una solución a muchos problemas familiares y personales de tipo monetario. A esto también se suman motivos relacionados con la reunificación familiar lo cual estimula la migración definitiva. Por otro lado también los mueven motivos de superación profesional pues muchos acceden a becas que les ofrecen otras oportunidades. Existen otros motivos que conllevan a la migración temporal y están centrados en el conocimiento de otras culturas y la realización profesional.
También considero por las características de la edad, el deseo de conocer, de innovar, de arriesgar y de sentar las bases para sus proyectos futuros de vida es otro motivo que los impulsa a tomar la decisión de probar otras oportunidades.
La Covid 19 ha tenido un impacto significativo en los procesos migratorios. Esta epidemia llegó sin previo aviso y como medida emergente para frenar el contagio la mayoría de los países tomaron la decisión de cerrar fronteras. Por este motivo muchos jóvenes que se encontraban en otros países se quedaron barados. Esto ha conllevado a situación de estrés familiar e individual, a la incertidumbre por no saber cuándo terminara, al miedo de no enfermar y preocupaciones constantes (de tipo laboral, monetario, familiar) que generan tensión mantenida dando al traste con alteraciones emocionales. Ha conllevado a serios problemas económicos, a situación de crisis familiar y a problemas de salud mental.

2. En mi opinión la migración de retorno a cuba responde a la satisfacción de necesidades de tipo familiar e individual. Desde que en el 2013 se implementó la nueva forma migratoria en el país que establece que muchos puedan repatriarse y recuperar sus derechos ha habido un alza en este sentido. Los motivos de su retorno están estrechamente vinculados con la reunificación familiar, con inversiones que desean hacer en su país de origen o por motivos de salud; ya que respetan y confían en nuestro sistema de salud además de las bondades que ofrece. También considero que muchos lo hacen por pasar una vejez en su país natal donde en comparación con otros países se percibe más tranquilidad espiritual. Otros sin embargo migran con el motivo de no perder sus derechos como ciudadanos.
Considero que se caracteriza por ser una migración predominantemente circular y que la mueven diversos motivos; en el caso de la familia por motivos de tipo emocional, en el caso de las inversiones por motivos económicos pues la isla tiene fuerte potencial para el turismo y en el caso del que viaja por vacacionar, motivos relacionados con la recreación y conocer la cultura de nuestro país. Considero que todo ello tiene un impacto positivo en el desarrollo del país, pues favorece la inversión y aumenta crecientemente la economía de nuestra isla. Pienso que se debe tener la migración como un proceso social que forma parte de la cotidianidad y para ello se deben implementar políticas que favorezcan este proceso; sobre todo enfocadas en los jóvenes.

Marbelis Pérez Brizuela (G2)
dijo:

1- La globalización económica y la integración no solo suponen una mayor libre circulación de bienes y capitales, sino también de servicios y trabajadores; la migración no es solo laboral y las características de los migrantes pueden ser también diversas. Así mismo, los cambios tecnológicos y en las comunicaciones vinculados con la globalización, no solo han facilitado los desplazamientos, sino que, además, permiten a los migrantes mantener contactos regulares con sus comunidades de origen, al tiempo que posibilitan al futuro migrante acceso sin precedentes a la información sobre otros países. Atendiendo a la combinación de factores y componentes a nivel macro, microsocial e individual que intervienen en el proceso migratorio, la migración es un fenómeno que se produce en permanente interrelación entre lo personal y lo social. Continúa siendo un fenómeno básicamente endógeno y endémico de la sociedad cubana, donde las cadenas y redes migratorias juegan un papel determinante, en combinación con otros factores internos de la sociedad, en un escenario internacional hostil en el caso de los Estados Unidos y de la economía internacional, a partir del impacto de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. Desde hace buen tiempo la migración ha sido vista como un estilo de vida objetivado en los migrantes y sus familiares, un fenómeno que responde a la necesidad del hombre de desplazarse de un lugar a otro en busca de mejores condiciones de vida. Aunque como tendencia general suele interpretarse como resultado de una decisión individual, la toma de decisión de migrar es también en no pocos casos un proceso familiar/social, más que el fruto de una decisión unipersonal. Como se ha indicado antes, otra tendencia que sobresale en la migración reciente es el papel que desempeñan las redes sociales en relación con la migración. Las formas, la articulación y la funcionalidad que adquieren las redes sociales van a influir también en las trayectorias espaciales y en las estrategias migratorias de las personas. Por su parte, los jóvenes a través de la historia han sido protagonistas de las generaciones más revolucionarias y cambiantes. En nuestros días, responden a una identidad sociocultural cada vez más homogeneizada y globalizada, y son atraídos por la necesidad de implementación de estrategias o proyectos de vida que se vislumbran como solución a sus problemas o frustraciones. La juventud es precisamente la etapa en que se consolidan procesos identitarios y proyectos de vida. Determinadas características que distinguen a este grupo etario, como la intrepidez, el ímpetu, el espíritu emprendedor, la menor resistencia al cambio en comparación con las personas de edades más avanzadas, unido a un contexto social y familiar que lo condiciona, hacen a los jóvenes más proclives a emprender nuevos caminos en busca de satisfacer determinadas necesidades individuales, en pos de la realización de sus proyectos de vida, o de la satisfacción de necesidades y expectativas colectivas del grupo familiar. El impacto de la COVID-19 ha generado una nueva e inédita situación internacional de crisis sanitaria, económica, social y política que impacta a los movimientos migratorios internacionales y ratifica a la migración como un problema multidimensional, común para sociedades receptoras emisoras y de tránsito. El distanciamiento físico, como parte de las medidas de enfrentamiento a la COVID-19, ha tenido un impacto directo sobre las relaciones interpersonales de diverso tipo, incluidas las relaciones entre cubanos residentes en Cuba y sus familiares en el exterior.
2- Después de mucho tiempo, la reforma migratoria cubana que tuvo lugar en el año 2012 permite a los emigrados cubanos en el exterior volver a su país de nacimiento, estableciendo el procedimiento y los requisitos para ello. La figura del retorno, ha generado debate en cuestiones que distinguen su denominación, definición y figuras afines como la repatriación y el avecindamiento, a lo que se añade la denominación distorsionada en la práctica migratoria cubana. El retorno, ya sea definitivo o temporal, es una práctica a la que se acogen un número creciente, pero no significativo aún, de migrantes, con predominio de la temporalidad y posteriores salidas en no pocos casos, lo que enfatiza la tendencia a la circularidad del proceso migratorio. La mayoría de esos retornos son coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para activar sus derechos como ciudadanos cubanos y acogerse a las oportunidades de conservación de derechos de propiedad, entre otros, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria (algunos incluso establecen negocios); poco después salen nuevamente y protagonizan una migración más bien de tipo circular. En la población cubana persiste la tendencia creciente a la adopción de otras ciudadanías, ya sea para viajar a otros países o establecerse en los mismos, planteando el problema de la "doble ciudadanía", un asunto presente en gran parte del mundo, que resulta un reto para las legislaciones de muchos países, incluyendo la de Cuba. Se trata de una tendencia mundial que aparece en el caso cubano por las crecientes visitas al país, el envío de remesas y los procesos directos e indirectos de inversión en la economía cubana. Con las modificaciones en la legislación migratoria, desapareció la figura del emigrante sin retorno definitivo al país. Se busca potenciar la migración temporal, a la vez que abren las posibilidades para la migración de retorno y la circularidad de los migrantes. Son personas que en la práctica pueden trabajar, aplicar para otra ciudadanía, establecer redes sociales, familiares en particular; tener descendencia e insertarse en otra sociedad.

Elianny Gonzalez Carbo G2
dijo:

1. ¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.
Entre las principales causas se encuentran la situación económica, agravada por la crisis económica que atraviesa el país a raíz de la pandemia. Por cuestiones laborales, que lleven al cumplimiento de determinadas expectativas de vida que a diferencia de generaciones anteriores presentan los jóvenes de hoy. Están también las motivaciones por el conocimiento de otras culturas y países. No menos importantes son los motivos por reunificación familiar, en muchos casos los jóvenes tienen a sus padres o abuelos fuera del país. Desde el contexto actual estas aspiraciones se han visto aplazadas y detenidas. A lo interno del propio país, y en esta actual realidad epidemiológica es frecuente que la migración ocurra por motivos laborales o por cuestiones familiares, como tener que estar a cargo de algún familiar adulto mayor.
2. ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
La migración de retorno a Cuba no es un tema que considere que se estudie con frecuencia, desconozco las estadísticas de población que lo realiza. En muchas ocasiones son población adulta cercana o de la tercera edad la que retorna al país. Son por lo general individuos que salieron del país con ideas de mejores gratificaciones a nivel económico o en búsqueda de empleos acordes a sus intereses, regresan al país en búsqueda de una vejez tranquila con necesidades básicas de salud garantizadas. Por otra parte, se encuentra las personas que han salido del país por contrato de trabajo o para realizar estudios por determinado tiempo, que luego se reincorporan al país. Por último, tenemos a una población que en los últimos tiempos ha crecido en el país, que son aquellas personas que conviven entre dos naciones (Cuba y otra nación), radican en Cuba por cuestiones culturales y ventajas sociales y laboran en otro país lo que le garantiza un mayor poder adquisitivo.
De forma general la población de emigración de retorno en Cuba creo que resulta escaza, comparada con las cifras de persona que emigran. Es una población de grupo etario heterogéneo, aunque resulta más frecuente en las edades más adulta. Tocaría repensar desde las políticas estatales como estos pueden contribuir al desarrollo del país. Nuestro gobierno en los últimos tiempos ha mostrado mayor interés en las relaciones entre nuestro país y sus emigrados factor que creo ayudara a que en tiempos futuros la migración de retorno a nuestro país muestre otras características.

Ilianne Hernández Verdecia (G-3)
dijo:

1. El tema migratorio está presente y abarca todos los niveles de la sociedad, desde los vínculos personales, familiares, culturales, laborales, hasta las relaciones internacionales (Martín y Bárcenas, 2015). La migración es un movimiento de población más allá de las fronteras territoriales, definidas fuera y dentro de un país. Los procesos migratorios tienen influencia en los emigrados, en los países emisores y en los países receptores. Al respecto Aja (2017) plantea que los migrantes son una población que porta cualidades específicas que le permiten tomar la decisión de cambiar de escenario geográfico, económico, social, familiar e incluso político.
La migración cubana se parece cada vez más al contexto migratorio regional y global. Es un fenómeno multicausal. En el caso de la emigración de las diversas juventudes cubanas una de las causas principales es el factor económico, por lo que los jóvenes se desplazan a países desarrollados o a países en desarrollo con ofertas laborales que les permitan percibir una mayor remuneración que en Cuba. Lo que demuestra un predominio de la migración laboral.
Otra de las causas es la reunificación familiar, atendiendo a que los procesos migratorios han desestructurado familias y cuando llega la oportunidad el resto de los miembros se trasladan para restablecer la convivencia familiar. En muchas ocasiones es una meta común que tiene la familia, pero la propia situación económica no le posibilita emigrar la familia completa, por lo que deben tomar la decisión de viajar de manera escalonada.
La realización personal unido al deseo de conocer e intercambiar con culturas foráneas se convierte en otra de las causas de la emigración cubana. Los jóvenes viajan para satisfacer sus expectativas de realizar proyectos de vida en otros países. Otra de las causas para la emigración es la realización profesional, lo que ha traído consigo un incremento de la migración de jóvenes y profesionales motivados por el otorgamiento de becas para maestrías y doctorados.
En la actualidad los procesos migratorios se han visto impactados por la pandemia de la COVID-19. En muchos casos se han interrumpido los trámites migratorios, lo que ha conllevado a posponer proyectos de vida, establecimiento de relaciones de pareja, restablecimiento de la convivencia familiar, realización de metas profesionales. Personas que viajan por motivaciones económicas, han evidenciado sus efectos negativos sobre su economía. Muchos cubanos quedaron varados en otros países por la suspensión y retraso en los vuelos, lo que ha generó preocupación, miedo, ansiedad, incertidumbre; síntomas agravados por el hecho de estar alejados de las familias, y en ocasiones encontrarse en países con complicaciones mayores en cuanto al número de contagios y fallecidos.
Otros han manifestado su deseo y necesidad de regresar, pues se sienten amparados por el sistema de salud cubano, el que ofrece garantías, calidad y en el que cada ciudadano cubano es prioridad, a pesar de las necesidades económicas y de los grandes costos generados por la pandemia.
2. Considero que la migración de retorno al país de origen es un derecho de cada ciudadano. No obstante, concuerdo en que esto no le sea permitido a los ciudadanos que hayan estado involucrados en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado. La Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) reconoce que solo en el 2017 se repatriaron 11176 personas. Esto indica el creciente interés de los ciudadanos cubanos para residir nuevamente en Cuba, lo que no les impide volver a viajar a otros países.
El retorno puede ser definitivo o temporal. En el caso cubano predominan los retornos temporales, a partir de lo cual recuperan la ciudadanía cubana y se acogen a las oportunidades de conservación de derechos de la propiedad y de establecer negocios en Cuba. Esto les permite ampliar su capital, pero también influye de manera positiva en la economía cubana.
En nuestro país se han flexibilizado medidas para la incorporación de los emigrados a la sociedad. No obstante considero que se deben trazar políticas y estrategias que incluyan a la migración cubana para potenciar el desarrollo económico, científico y cultural del país. Hay que facilitar las oportunidades de estudio, trabajo y negocio. Asimismo deben conservar sus derechos como ciudadanos cubanos, pero también sus deberes para con el país. Las políticas migratorias se deben actualizar en correspondencia con el modelo económico y social del país y las políticas migratorias internacionales.
En este sentido coincido que la nueva política migratoria cubana debiera estar regida por el principio de alcanzar el pleno ejercicio del libre movimiento de las personas nacidas en Cuba y sus descendientes respecto a su país de origen (Aja, Rodríguez, Orosa y Albizu-Campos, 2017).

Evelyn Hondares G2
dijo:

Evelyn Hondares Suárez G-2

1.El proceso de migración es un movimiento de población más allá de las fronteras territoriales, definidas dentro y fuera de un país. Es un proceso complejo y multicausal, que responde a una diversidad de condiciones económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas, culturales, etc.

Dentro de las principales causas que impulsan a los jóvenes a emigrar se encuentra precisamente, la oportunidad de continuar estudios en otros países, dado que ofrecen la posibilidad de becas para Maestrías y Doctorados, lo cual puede estar asociado a que en nuestro país muchas de las carreras universitarias estudiadas presentan perfiles laborales de poca aplicabilidad, por lo que la emigración se constituye en una vía para dar cumplimento a sus proyectos de crecimiento profesional y laboral. Por otra parte, se encuentran las necesidades económicas, percibiendo la salida del país como vía para satisfacerlas, no son pocos los jóvenes que salen del país en búsqueda de una mejoría económica, no solo para satisfacer necesidades personales, sino también para ayudar a sus familiares que se quedan en Cuba.

La pandemia de la COVID- 19, ha acrecentado los problemas económicos a nivel mundial y Cuba no ha quedado exenta de estos problemas. El cierre de las fronteras en muchos países como solución a frenar los contagios, ha limitado el flujo migratorio, no obstante, en nuestro país se observa un aumento en la necesidad de los jóvenes por emigrar, para la satisfacción de necesidades económicas, derivadas de la crisis económica a nivel mundial que afecta a nuestro país producto de la pandemia. Por otra parte, producto de la pandemia se evidencian frustraciones en aquellos que han tenido que posponer sus viajes hacia otros países, así como en aquellos que desean retornar al país.

2.La migración de retorno hace referencia al regreso al país de origen, ya sea temporal o definitivamente. En Cuba este proceso se debe a la recuperación de la ciudadanía, acogiéndose de esta forma los derechos que goza todo ciudadano cubano y a las posibilidades que ha brindado el gobierno con la apertura al sector cuentapropista.  Entre las principales motivaciones para regresar definitivamente a Cuba se encuentra precisamente la reunificación familiar, así como las posibilidades de invertir en negocios, con el capital creado en otro país, lo cual se constituye un aporte económico al país. Por otra parte, algunas personas deciden por un retorno temporal, para vacacionar, lo cual se configura en una fuente de ingresos para el país.

Maylín Ugalde Perez (G3)
dijo:

Respuesta #1:
La emigración se considera un fenómeno multicausal con costos psicosociales para los individuos, que responde a una diversidad de condiciones económicas, políticas, sociales, jurídicas, familiares, psicológicas, culturales. Entre las principales causas de la emigración en Cuba se encuentran la situación económica y la reunificación familiar, la cual en la actualidad ha aumentado. Diversos resultados de estudios, entre 2000 y 2016, por Martín C. muestran un ligero aumento en la actualidad del factor incertidumbre como una de las causas de emigración. Es importante señalar que los migrantes cubanos responden cada vez más a patrones migratorios similares al contexto migratorio regional y global.
Por su parte, el impacto de la COVID–19 ha generado una nueva e inédita situación internacional de crisis sanitaria, económica, social y política que impacta a los movimientos migratorios internacionales y ratifica a la migración como un problema multidimensional, común para sociedades receptoras emisoras y de tránsito. (Aja, A. 2020). En relación con la emigración cubana, está ha sido impactada, por los cambios realizados en las políticas migratorias internacionales, para evitar la propagación de la COVID- 19. Entre los cambios, se pueden citar las
nuevas regulaciones de salud en países de destino, sobre todo en el control sanitario, el cierre y apertura de las fronteras en cada país, así como el aumento de los controles migratorios y militarización de las fronteras.
Debido a estos cambios en las políticas migratorias, 447 000 cubanos que se encuentran temporalmente en el exterior, de ellos, el 55% exceden 6 meses fuera del país. Una parte de estas personas quedaron varadas en diferentes países como consecuencia del cierre de fronteras ante la crisis de la COVID-19 (Aja, 2020).
Importante resulta señalar, que las familias de migrantes cubanos también se han visto afectados por la pandemia y los vínculos se han agravados por tensiones propias de las condiciones de vida en cada país. En el estudio realizado por Martín, Barcenas y Cancio, 2020 se identifican cuestiones asociadas a la poca percepción de riesgo ante la COVID-19 de familiares fuera de Cuba, poco descanso, insomnio y pesadillas por las preocupaciones asociadas a la COVID-19,miedos, angustia y ansiedad por la incertidumbre y el temor al contagio de familiares que viven en diferentes países y no pueden dejar de trabajar e incertidumbre temporal ante los planes de reunificación familiar y la tristeza que esto genera., lo cual atenta contra la dinámica y estabilidad familiar. Por su parte, Aja 2020 plantea que el contexto actual migratorio, impactado por la pandemia de la COVID-19, en el caso de la familia, afecta sus procesos vitales y, en consecuencia, pulsa o ralentiza el desarrollo de la sociedad.
Respuesta #2:
La migración de retorno a Cuba se aprecia en la mayoría de los casos motivado por el reencuentro con la familia, y otros movilizados por la realización profesional, ya que una vez concluido los estudios o contratos de trabajo regresan al país. Según Aja 2020, la mayoría de los retornos continuarán siendo coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria –algunos incluso establecen negocios-, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional. Otro de los motivos de retorno al país, ante la incertidumbre generada por la covid 19, está relacionado con la confianza en el sistema de salud, así como la seguridad social que caracteriza la vida en Cuba.
Por su parte, existen jóvenes que no desean retornar a Cuba, ya sea por la nueva condición de vida en el exterior, el rechazo por determinadas condiciones vividas en Cuba antes de emigrar o lo vivenciado en alguna visita luego de permanecer cierto tiempo en el exterior.
Coincido con lo planteado por Martin y Barcenas (2015) en relación con que el mayor impacto de la migración de retorno en el ámbito familiar, es la posibilidad de superar la separación que implica la emigración, con nuevas reintegraciones familiares basadas en la reunificación temporal que se produce por los viajes de visitas familiares. Mientras que el mayor impacto en el ámbito social es fundamentalmente en la esfera laboral, donde el trabajo gana sentido si se recolocan los proyectos profesionales fuera del país; si se aprovechan los viajes de visita por 24 meses para trabajar, ganar dinero y regresar.
Y es que la reforma migratoria se percibe favorable mayormente para los que se benefician de ella y, por tanto, experimentan cambios en su vida cotidiana, pero no para toda la población. Se evidencia un impacto diferenciador y focalizado que implica retos a nivel de toda la sociedad. (Martin, Barcenas 2015)

Laura Grupo 1
dijo:

Pregunta 1
Para medir las causas de la migración de las juventudes cubanas se debe tener en cuenta el potencial migratorio existente entre la población, es decir los deseos de emigrar y los motivos para hacerlo. El flujo externo esta principalmente incentivado por la presencia de redes de parentesco, la existencia de familiares emigrados con anterioridad, que se da en forma de reclamaciones, así como el establecimiento de relaciones matrimoniales con extranjeros.
Las causas de la emigración externa de los jóvenes son fundamentalmente son de tipo económico, político y social, dado la necesidad de satisfacer necesidades básicas sentidas por la población cubana desde la década del 90 hasta la actualidad y la creencia de búsqueda de nuevas posibilidades o alternativas vinculadas al deseo de mejorar sus condiciones materiales de vida en otras latitudes.
A mi consideración el deseo de migrar también está en correspondencia con el grado escolar de la población que migra. En este caso se encuentran los jóvenes profesionales cubanos, principal segmento de la población juvenil que en los últimos años han sido protagonistas de este fenómeno. Para estos jóvenes las razones para querer emigrar están en correspondencia con sus aspiraciones profesionales y el deseo de expandir sus horizontes de conocimientos. No son pocos los que consideran que su trabajo no se valora como el de sus semejantes al interactuar con científicos de otras naciones. Por lo general utilizan las salidas al exterior ya sea por trabajo o superación. Una práctica característica es la gestión personal de becas en el exterior y el no retorno una vez concluidos los estudios.
En Cuba antes de la aparición de la Covid 19, el flujo migratorio aumentó considerablemente. Lo logrado en materia de estabilidad migratoria se han ido esfumando a causa la pandemia y sus consecuencias económicas. Muchas han sido las medidas en materia migratoria, para casi total de los vuelos y la expedición de visas y permisos de salida se ha desplomado, ya que todos los gobiernos garantizan la salud y seguridad de sus ciudadanos. Para el escenario pos COVID-19 la sensación es que la movilidad no regresará a los números anteriores y permanecerán severas restricciones para viajar más allá de las fronteras nacionales. A esto se suma que, en el caso de la migración de profesionales, la tendencia va hacia una disminución de la demanda de mano de obra y el uso generalizado del trabajo a distancia.
A nivel global vivimos la perdida de la migración segura y la tendencia de los migrantes sin salida. Quienes logran el movimiento migratorio deseado, buscan e implementan formas alternativas que también aumentan su vulnerabilidad. Son miles las personas quedan varadas en otros piases sin acceso a servicios de salud u otros problemas, como abusos y/o exposición a traficantes, además de que se encuentran con mayor riesgo de contraer el virus por las dificultades de establecer el distanciamiento social en los países de tránsito.

Pregunta 2
Cuando las personas deciden volver a su país de origen, después de haber permanecido en el extranjero durante un período significativo de tiempo, incurren en las estatificas migratorias de retorno. Este fenómeno tiene expresión en el territorio nacional a partir de un creciente número de que se reinsertan en las diferentes esferas de la sociedad cubana.
Este tipo de migración tiene múltiples características. Este tipo de migrantes aprovecha su larga estancia en el extranjero para incrementar su capital económico, con el propósito de trabajar y ahorrar una cantidad de dinero determinada, que les permitirá alcanzar un objetivo fijado, comprar casa, carro, abrir un negocio, entre otros. Cuando se retorna, se pone en práctica todos los conocimientos adquiridos en las tareas que decide realizar. Por otra parte, también puede estar suscitada debido al fracaso o el hecho de sufrir una serie de adversidades que les impidieron adaptarse y asentarse de manera definitiva en su estadía en el extranjero. Otra característica es el retorno de la jubilación, después de emigrar en su juventud y permanecer en el extranjero durante toda su vida productiva se decide volver motivado por la nostalgia, los vínculos familiares o por necesidad.
Según los especialistas en el tema (Antonio Aja), una buena parte de esas personas que regresan, es para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria y algunos incluso para establecen negocios en el país, y disfrutar de cierto estatus a tono con la realidad internacional. Para los expertos, la población que retorna representa un potencial de difícil estimación, que debe ser estudiado; también deben evaluarse sus múltiples implicaciones económicas, demográficas y sociales en general, para Cuba y sus territorios.

Daritza Guevara Pérez G3
dijo:

1. ¿En su opinión cuáles son las causas actuales de la emigración de las diversas juventudes en Cuba? Impacto actual por la pandemia de la COVID-19.
Antonio Aja, en su libro Al cruzar las fronteras, señala que históricamente la emigración cubana ha tenido un carácter multicausal, determinado por factores económicos, políticos y la reunificación familiar entre los fundamentales que han propiciado ese éxodo durante los últimos más de cincuenta años (Aja, 2009), aunque con el paso del tiempo los factores y motivaciones que inciden en la emigración de los cubanos se han diversificado de manera creciente. La migración es un fenómeno que se produce en permanente interrelación entre lo personal y lo social. Existe una creciente presencia de jóvenes, en particular de mujeres y profesionales en los flujos migratorios externos de cubanos en la actualidad. Por lo general el proceso migratorio no suele ser individual, sino que a pesar de en ocasiones realizarse de esa forma, sus impactos abarcan a amplios grupos de sujetos en diferentes lugares, tanto en el lugar de origen, como el de llegada, así como en los tramos intermedios o de tránsito. (Rodríguez y Díaz, 2017). Dentro de las causas fundamentales de la emigración en las diversas juventudes en Cuba se encuentran los motivos de índole económica encaminadas al mejoramiento de las condiciones materiales de vida. Otra de las razones que mediatiza el proceso de emigración de los jóvenes cubanos es la reunificación familiar, el más relevante impacto en el ámbito familiar está dado por la posibilidad de superar la separación familiar a través de la reunificación familiar, aunque sea de forma temporal a través de visitas familiares. Otra causa fundamental por la cual emigran los jóvenes cubanos es por la búsqueda de superación profesional o estudiantil, así como de nuevas oportunidades laborales y empleos mejor remunerados. Los jóvenes también se sienten atraídos por viajar para conocer otras culturas, lugares, estilos de vida, pero mayormente regresan a su país de origen, por lo que la emigración es temporal. La crisis sociosanitaria actual ha repercutido en la emigración de jóvenes cubanos de forma temporal o permanente. La aparición alarmante de esta pandemia trajo como consecuencia que jóvenes cubanos quedaran varados en otros países, y por tanto surge una inquietud por parte de las familias que se encuentran en Cuba por la incertidumbre de conocer lo que estaba ocurriendo con sus familias en otros países. La preocupación de la familia, unida a la frustración, inseguridad, miedo, desesperanza, ansiedad, entre otras vivencias negativas en los jóvenes, están influyendo en su concepción y sentido de vida, por lo que aumenta su preocupación por el trabajo, la salud personal y de sus familias. Se reestructuran y replantean las motivaciones, intereses y necesidades de los jóvenes que emigraron hacia otros países en busca de mejoras económicas, laborales, estudiantiles, etc. Un efecto fundamental que surge a raíz de la pandemia es la reducción de empleos, por lo que aumentan los despidos en los centros laborales, repercutiendo en la economía de los jóvenes y las de sus familias, quienes recibían remesas por parte de ellos, afectando su fuente de ingresos.
Referencias Bibliográficas:
Aja, A. (2009). Al cruzar las fronteras. La Habana: CEDEM, Fondo de Población de las Naciones Unidas.
Rodríguez, M. O., y Díaz, Y. (2017). Migración juvenil y estrategias familiares. Estudio de casos en familias capitalinas de Plaza de la Revolución. Novedades en población, (26), 185-202.
2. ¿Qué opinión tienen sobre la migración de retorno a Cuba? ¿Cómo se la representan? ¿Qué características creen que tiene? ¿Cómo pudieran vincularse al desarrollo del país?
La política de retorno migratorio a Cuba es una práctica a la que se han acogido muchos de los cubanos. La mayoría de los retornos son coyunturales, temporales, pues una buena parte de esas personas regresan para recuperar la ciudadanía cubana y acogerse a las oportunidades de conservación, entre otros, de derechos de propiedad en Cuba, al amparo de las oportunidades que ofrece la nueva legislación migratoria, algunos incluso establecen negocios, y protagonizan una migración circular, a tono con la realidad internacional. También considero que, debido a los beneficios de la salud gratuita del país, retornan para acceder al sistema de salud cubano por dicha gratuidad, pues en otros países la salud suele tener efectos costosos que dificultan su acceso. Otro aspecto que caracteriza la migración de retorno a Cuba es debido a las políticas y procesos migratorios que en muchas ocasiones producen insatisfacciones en los cubanos obligándolos a retornar a su país de origen, entre estos, los costos del pasaporte y el tiempo, teniendo que renovarlo cada dos años. Los jóvenes son considerados actores claves en el proceso migratorio de retorno a Cuba, pues se trata de personas en edad laboral que constituyen la fuerza necesaria fundamental para acometer los planes de desarrollo económico y social. Los cubanos que retornan suelen enfocar sus proyectos en función de crear nuevos negocios que les permitan obtener ganancias, además, deciden desarrollarlos en Cuba con el objetivo de mantener cercanía con sus familiares y el lugar donde siempre han vivido. Esto muy bien se vincula al desarrollo del país, pues contribuye a su economía y a la del propio cubano. Otro de los motivos por los cuales retornan es para vacacionar y conocer lugares del país que no habían tenido la oportunidad de visitar anteriormente, por lo que se considera una fuente de ingresos a la economía del país en el sector turístico.

Páginas

Añadir nuevo comentario